7 Buddy Movies para disfrutar al máximo

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 91

Con el estreno de Dos buenos tipos, nos hemos animado a hacer un Ranking de películas de colegas: sí, esas cintas palomiteras repletas de testosterona, violencia desmedida, personajes femeninos de lo más sensuales, chascarrillos y frases lapidarias.

 

Arma Letal (Lethal Weapon, 1987) dirigida por Richard Donner.

¿De qué va?

Dos policías de Los Ángeles, Martin Riggs y Roger Murtaugh, se ven obligados a investigar un mismo caso. De caracteres totalmente opuestos, terminan por cogerse cariño y unen fuerzas cuando la hija de Murtaugh es secuestrada por antiguos agentes de las fuerzas especiales convertidos en traficantes de drogas.

La pareja protagonista: Mel Gibson y Danny Glover forman un equipo magnífico, con sus contrastes. Uno, joven y temerario, el otro, un veterano y responsable padre de familia. La química que sumaría muchos dólares a la taquilla, se alargaría hasta 4 películas.

Frase lapidaria: “Soy demasiado viejo para esta mierda” (Murtaugh).

 

Colegas a la fuerza  (The Hard Way, 1991) dirigida por John Badham.

¿De qué va?

Nick Lang es un actor de Hollywood encasillado que busca acabar con su imagen de niño bueno, para ello piensa conseguir un papel de un intrépido detective de homicidios, pero necesita vivir la experiencia en las calles para hacerlo real. Por eso marcha a Nueva York para acompañar a John Moss, un enérgico policía que se toma su trabajo muy en serio y que en ese momento está tras la pista de “el aguafiestas”, un asesino en serie y lo último que quiere es un actor plasta siguiendo sus pasos.

La pareja protagonista: Michael J. Fox y James Woods, aunque la combinación es sensiblemente inferior al dúo de Fox/Christopher Lloyd en Regreso al Futuro, encajan perfectamente en sus papeles. Uno, un niño guaperas y caprichoso de Hollywood, y el otro, un huraño y obsesivo detective de policía.

Frase lapidaria: “nosotros no somos como esos gilipollas de las películas, ellos hacen diecisiete tomas de cada escena, nosotros una… y nos dura toda la vida” (Moss/Lang).

 

Tango y Cash (Tango & Cash, 1989) dirigida por Andrei Konchalovsky.

¿De qué va?

Tango y Cash son los dos policías con más prestigio de la ciudad, con un gran  historial de detención de criminales. Harto de que desbaraten sus planes, un peligroso narcotraficante decide tenderles una trampa para que acaben en prisión, donde no serán muy bien recibidos, precisamente…

La pareja protagonista: Sylvester Stallone y Kurt Russell, ambos en el momento de máxima popularidad en sus carreras, comparten escenas en un duelo de “gallitos de pelea” digno de elogio. Ración doble de golpes y fantasmadas.

Diálogo lapidario:  “¿Dónde aprendiste a conducir? (Tango). – Con Stevie Wonder.” (Cash).

 

Granujas a todo ritmo (The Blues Brothers, 1980) dirigida por John Landis.

¿De qué va?

Jake y Elwood Blues, son dos hermanos que visten de manera peculiar: Traje y sombrero negro y gafas de sol. Jake, acaba de salir de prisión por buen comportamiento y planea, junto a su hermano, organizar un concierto con el objetivo de recaudar los fondos suficientes para salvar el orfanato de Santa Elena, el hospicio en donde se criaron.

La pareja protagonista: Dan Aykroyd y John Belushi destilan carisma y humor corrosivo, convirtiéndose en los absolutos amos del filme. En realidad trasladaban un número musical creado por ambos cómicos para el programa de televisión Saturday Night Live, en un claro homenaje a la música negra americana.

Frase lapidaria: “No podrán pescarnos, estamos en una misión de Dios.” (Elwood).

 

El último Boy Scout (The last Boy Scout, 1991) dirigida por Tony Scott.

¿De qué va?

Joe Hallenbeck, es un detective privado en horas bajas que debe unir fuerzas con Jimmy Dix, una ex-estrella del fútbol americano retirado por un escándalo de drogas. En su investigación ambos descubren una trama de corrupción que tiene como objetivo legalizar las apuestas en el deporte.

La pareja protagonista: Por un lado tenemos a Bruce Willis, un rudo y cínico detective, mal padre y pésimo marido, un John MCClane (Jungla de cristal) aún más trasnochado, si cabe. Por otro lado está Damon Wayans, un macarra perdonavidas, bocazas y un imán para los problemas. Pero el mejor dúo en realidad es Tony Scott + Shane Black, una combinación que resulta irresistible…

Frase lapidaria: “El agua moja, el cielo es azul, las mujeres tienen secretos.. ¿a quien le importa?” (Hallenbeck).

 

Danko: Calor Rojo (Red Heat, 1988) dirigida por Walter Hill.

¿De qué va?

Danko, capitán de policía de Moscú, sigue la pista de un capo de la droga, eso le lleva a Chicago donde se traslada para darle caza. Una vez llega al departamento de policía de la ciudad, es asignado como compañero de Art Rydzik, un detective de armas tomar. Pese a las reticencias iniciales, deciden unirse para combatir un enemigo en común.

La pareja protagonista: Arnold Schwarzenegger es el prototipo de soldado ruso implacable, frío y disciplinado, en cambio James Belushi es el típico detective norteamericano imprevisible, fanfarrón y nada estiloso. Una extraña mezcla que da como resultado un thriller de acción de lo más entretenido.

Frase lapidaria: “¿Qué ha hecho, se ha meado en la pared del Kremlin o algo así? (Rydzik).

 

Dos hombres y un destino (Butch Kassidy & The Sundance Kid, 1969) dirigida por George Roy Hill.

¿De qué va?

Un grupo de jóvenes intrépidos se dedica a asaltar los bancos del estado de Wyoming y el tren-correo de la Union Pacific. El jefe de la banda es el carismático Butch Cassidy  y Sundance Kid es su inseparable compañero. Un día, después de un atraco, el grupo se disuelve. Será entonces cuando Butch, Sundance y una joven maestra de Denver crucen caminos para formar un trío de románticos forajidos que huirán de la ley. (Ganadora de 4 oscars de la Academia).

La pareja protagonista: Fue todo un acierto juntar a Paul Newman y Robert Redford, dos de las estrellas más populares de Hollywood del momento. No sólo formaron un tándem espectacular, sino que este filme, repleto de aventuras y humor, ya es historia del cine. Más adelante el mismo equipo repetiría con otra obra maestra… El Golpe.

Frase lapidaria:  “No me importa perder pero si el resultado es que yo muero… mátale”. (Butch)

 

Bonus Track

…y si no, nos enfadamos (…Altrimenti ci arrabiamo, 1974) dirigida por Marcelo Fondato.

¿De qué va?

Kid y Ben, amigos y rivales, participan en una carrera de coches cuyo premio es un estupendo “dune-buggy”, un mini-bólido rojo con capota amarilla.Tras llegar juntos a meta, Kid ingenia nuevas apuestas para poder decidir el ganador.

La pareja protagonista: Los míticos Bud Spencer y Terence Hill, una de las parejas cómicas más reconocibles del cine italiano (y que demonios…mundial). Participaron juntos en múltiples producciones donde los golpes y las risas estaban aseguradas.

Frase lapidaria: “¿¡Nos lo jugamos a cervezas y salchichas!?” (Kid).

 

La lista es completamente subjetiva, y el orden es aleatorio. Os animamos que si pensais que hay alguna que sobra o falta, lo mencioneis en nuestros comentarios.

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*