Adiós a Stuart Gordon, cineasta de terror de culto

 

Definitivamente, el año 2020, no será el mejor recordado por nadie. El realizador y guionista Stuart Gordon, uno de los denominados “maestros del horror” ha fallecido a la edad de 72 años, según ha confirmado su familia a Variety.

Stuart Gordon

Gordon fue especialmente conocido en los años ochenta tras estrenar ‘Re-animator’ (1985), una adaptación de una historia del gran H.P. Lovecraft y que se convertiría en obra de culto del terror/ gore y ganó en Premio de la Crítica en el Festival de Cannes. El escritor de Providence fue una influencia clara y diáfana para el cineasta ya que varias películas de su filmografía están inspiradas en su obra: ‘Re-Sonator’ (1986), Castle Freak (1995), ‘Dagon: La secta del mar’ (2001) o el episodio de ‘Tras las paredes‘ (2005) de la serie Masters of Horror.

Gordon también también interesó en la obra del mítico escritor Edgar Allan Poe con filmes como ‘El foso y el péndulo’ (1991) o el episodio ‘El gato negro’ (2007) de la mencionada Masters of Horror.

Gordon su buscó la vida en el nicho de las producciones de serie B, con títulos como ‘Dolls’ (1987), ‘Robot Jox’ (1990), ‘Fortaleza Infernal’ (1992), ‘Un castillo alucinante’ (1995) o ‘Space Truckers: Transporte espacial’ (1996). En su última etapa como cineasta, se pasó al thriller con cintas como King of the Ants’ (2003), ‘Edmond’ (2005) o ‘Stuck’ (2007). Como guionista trabajó en títulos como ‘Cariño, he encogido a los niños’ (1989), ‘Secuestradores de cuerpos’ (1993) y ‘El dentista’ (1996).

Stuart Gordon y Carolyn Purdy

Una vida dividida entre el teatro y la gran pantalla

Gordon nació en Chicago en 1947 y aunque desde joven su sueño era estudiar cine, finalmente se especializó en teatro en la Universidad de Wisconsin en Madison. En 1968 dirigió una polémica sátira política en forma de adaptación psicodélica de ‘Peter Pan’, causó tal revuelo que fue arrestado por ello y tuvo que abandonar la universidad.

Él y su esposa Carolyn Purdy fundaron el grupo teatral Organic poco después y se trasladaron de nuevo a Chicago. Su compañía obtuvo bastante éxito llegando a realizar obras en Broadway e incluso impulsando a autores de renombre como David Mamet, que estrenó su obra teatral ‘Perversidad Sexual’ bajo el sello de Organic. Gordon trabajó en teatro durante décadas, títulos como ‘Bleacher Burns’ , ‘E/R Emergency Room’, y una adaptación en dos partes de ‘Adventures of Huckleberry Finn’ funcionaron muy bien en cartel.

Sin embargo siempre le quedó la espina clavada del cine, y a mediados de los ochenta se unió a Brian Yuzna y Charles Band’s Empire Pictures para crear ‘Re-animator’ (1985) basada en la historia ‘Hervert West:  reanimador’ de su admirado Lovecraft. El éxito no se hizo esperar y en poco tiempo se convirtió en todo un referente dentro del cine fantástico y terror en los años 80 y 90.

Uno de los “sospechosos habituales” del cine serie B de terror

Ya en el nuevo siglo, participó en una de las películas de la productora española Fantastic Factory (co-creada por su socio Brian Yuzna junto al productor Julio Fernández), impulsora del cine de género con ‘Dagon: La secta del mar’ (2001). Finalmente contribuyó a la antología de terror ‘Masters of Horror’ junto a otros grandes cineastas como John Carpenter, Dario Argento o Joe Dante, entre otros.

Siempre le tendremos un cariño especial, frecuentó el Festival de Sitges varios años y sus obras suelen ser muy recurrentes en nuestras noches de Halloween.

 

Descanse en Paz.

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *