Los amantes pasajeros. Opinión

 TAGS:

Pedro Almodóvar no dirigía una comedia pura desde ‘Kika’. Por eso la expectación ante la alocada ‘Los amantes pasajeros’ era enorme y todos sus fans esperábamos una obra cargada de sus diálogos ingeniosos de finales de los 80 con su buen hacer de 2013. Por desgracia, no ha sido así y quedará entre sus obras menores.

‘Los amantes pasajeros’ parte de una buena base: como ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ casi toda la acción transcurre en un único espacio, allí un ático, aquí un avión. Esta ambientación limitada podría haber dado para diálogos memorables –sin estar exceptos de provocación- y, sobre todo, para un estudio de personajes, algo que a Almodóvar no se le da nada mal, como ya venimos comprobando desde hace unos cuantos lustros.

Pero  ‘Los amantes pasajeros’ no tiene ni una cosa ni la otra. No voy a entrar en lo zafio de sus diálogos: yo esperaba ver una comedia con “sexo oral” –en el sentido de lo mucho que se habla de él, pues no veremos nada explícito-, pero una comedia que hiciese gracia, cosa que Almodóvar no logra con su fórmula a menos que nos hagan gracia las mil pueriles formas de referirse a un miembro viril. Igual en  TAGS:1980 todo este festín nos hubiese sorprendido, pero lo que entonces sonaría rompedor hoy suena profundamente rancio.

Esto no pasaría a mayores si ‘Los amantes pasajeros’ tuviese unos buenos personajes, pero en eso Almodóvar también se queda a medias. El director esboza las vidas de muchos de ellos, incluso se molesta en darles tramas fuera del avión, pero o bien no acaban de cuajar –el caso del corrupto señor Mas- o desaparecen de la narración sin explicación alguna –la trama de Ricardo Galán, interpretado por Willy Toledo.

En este festival del personaje poco esbozado solo se salvan los 3 “locas” azafatos -especialmente un soberbio Javier Cámara, que hace bien todo lo que se proponga- quizá por tener algunos de los pocos momentos acertados del filme, como sus problemas con el alcohol o el ‘I’m so Excited’, que aunque he visto mil veces en el tráiler aún me arranca una sonrisa. Tampoco está mal el personaje de Cecilia Roth, especialmente por las actuales y “reales” referencias que cita en su monólogo.

 TAGS:

He leído en algunos medios que ‘Los amantes pasajeros’ podría equipararse a las películas del clan Ozores de la era del destape. Yo no diría que tanto, debido a su intento –aunque no del todo acertado- de hacer paralelismos con la situación actual y del impecable hacer técnico de Almódovar, pero sí que es cierto que esta película se queda muy lejos de sus últimos trabajos… de hecho no me sentía tan insatisfecha con su cine desde la lejana ‘Kika’.

Sólo entiendo este patinazo de Almodóvar como la necesidad de hacer algo distinto a las películas de los últimos 20 años, cine mucho más oscuro y “pesado” en cuanto a psicología de los personajes. No le perdono que no me haya hecho reír más que en dos o tres secuencias, pero sí que se haya desmelenado y que haya intentado dirigir uno de esos “guilty pleasures” que todos tenemos… qué pena que la jugada no le haya salido redonda.

Mi puntuación: 5

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

También te puede interesar...

1 Response

  1. 21 abril, 2016

    […] el batacazo de ‘Los amantes pasajeros’ (lee aquí mi crítica), que ni los fans acérrimos al director salvamos, el de la Mancha ha regresado a lo […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*