Anecdotario de Cine: Cosas de la mafia japonesa.

 -

Sin pensamos cinematográficamente en Japón, nos viene a la mente Akira Kurosawa y sus míticos samurais, Gozdilla y el anime, pero sin duda también el cine de los temidos Yakuza. Los Yakuza se les nombra a los miembros del crimen organizado nipón, el equivalente de la mafia. El cine japonés hace buena muestra de ella, pero antes de que cineastas como Takeshi Kitano (‘Boiling point’, ‘Hana-Bi ‘) y Takeshi Miike (‘Ichi the killer’, ‘Dead or Alive’) o incluso Quentin Tarantino en fragmentos de su ‘Kill Bill’ se interesaran por ella, Hollywood ya había hecho muestra de la misma en cine.

 TAGS:

 

 TAGS:‘The Yakuza’ (1974), fue sin duda alguna, una de las grandes películas de los 70. Aplaudida por la crítica, esta producción de la Warner Bros, tuvo un equipo artístico que fue envidiable para la época: dirigida por Sydney Pollack (‘Memórias de África) y con guión de Paul Schrader (‘Taxi Driver’) y Robert Towne (‘Chinatown’), e interpretada por Robert Mitchumm y Ken Takakura. Precisamente y para contar con los servicios de este último y mítico actor (ya famoso en su país por ser protagonista de varias películas gangsters), y con el objetivo de hacer más verosimil la pelicula, el realizador se fue a rodar al país del sol naciente, teniendo que acceder a filmar la película en un estudio controlado por los auténticos yakuza.

Una de las peculiaridades del código de honor oriental y que bien tuvieron que estudiarse los guionistas y su director. (Y que queda muy evidente en el filme), es la amputacion voluntaria de una de las falanges de los dedos y posterior entrega de la misma envuelta en un pañuelo, como castigo a un acto deshonroso o de deslealtad. Este acto todavía hoy sirve para reconocer a miembros retirados y disidentes.

 TAGS:

Curiosamente, cuando Sydney Pollack llegó al estudio de cine en Japón, se dió cuenta que muchos de los empleados echaban de menos algún que otro dedo de la mano, sin embargo el rodaje ya estaba en marcha y no se le dió más importancia.

Un tiempo después, uno de los encargados del traslado de una estrella estadounidense que llegaba a Japón cometió un error al recogerlo al aeropuerto. Y poco después, el despistado encargado se presentó en la oficina de producción, con pesadumbre y delante tanto del propio Pollack como del el director de producción, entregándoles un pañuelo con un obsequio por su error… sí, habeis adivinado, una de sus falanges. Cosas de la mafia japonesa…

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

También te puede interesar...

2 Responses

  1. luciaubeda dice:

    esta bien que cosas mas curiosas cuentas y sera verdad me lo creo mas vale que no vaya yo faltaban deos de pies y manos entre los despistes y distraida soy o errores uno comete en la vida , mira el otro dia en blogspot lo comente a una , hace poco el domingo en algun periodico o revista creo era ideal suplemento , venia una foto con bastante gente blanca y una chica endemonia , hoy da mas de 60 , y delante de ella otra chica africana de raza negra , de esa edad 15 y hoy la misma que la otra , aquel dia era el primero que se daba por entrar un chico de raza negra a un instituto aquel con una beca y eran 9 en total en diversos sitios de una media de inteligencia alta , mientras los blancos no necesitaban tener tan alto el liston , es decir escoltando policia y un cordon abucheando , pero lo que sobresalia era la chica blanca , esta dio ya amenazas la sacaron y la otra cumplimentaria sus estudios que dentro aguanto tela , el caso hace unos 4 años el instituto dice de juntarlas como una brecha que abrio en modernidad ante la raza negra , aquella pide perdon en privado a la otra , esta recibe presiones eso no es bastante quieren algo digamos como un altabor y lo vean televisiones etc una firma , en fin no ha ido muy bien la cosa , y ahora pregunto yo el hombre da errores en continuo , tenemos que azotarnos por los que dimos en la niñez , tanto blanco o negros , o vamos a pelear solo los de cada dia , asi vienen las enemistades , y a veces las guerras , nos enseñan a mantener la llama del resentimiento de atras ,

  2. Javier dice:

    Yakuza es una de las mejores películas que he tenido la oportunidad de ver: contundente a la par que sensible, con unos giros de guión sorprendentes pero creíbles y con un reparto que destila carisma y saber hacer a raudales. Es la demostración de que se puede hacer un trhiller con inteligencia y buen gusto sin caer en el aburrimiento. Una pena que a día de hoy no se la reivindique cómo la gran película que es. Gracias por buscarle un huequecito en vuestra página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*