Anecdotario de cine: 50 años de ‘Easy Rider’ la road-movie de los moteros salvajes

Jack Nicholson, Dennis Hopper, and Peter Fonda in Easy Rider (1969)

Verano de 1969, Norteamérica se consume entre la guerra de Vietnam, el activismo hippie, la disputa de la carrera espacial y los resquicios de un Hollywood en plena decadencia. Tal declive se hizo visible en producciones más violentas, crudas y cínicas, en donde los galanes como Cary Grant o Gary Cooper tenían su contrapartida en tipos de aspecto más mundano en los incipientes Dustin Hoffman o Robert Redford. El cine americano necesitaba reinventarse  y empezó a tomar apuntes de movimientos en auge de la cinematografía europea, fundamentalmente de la nouvelle vague francesa y el neo-realismo italiano.

Uno de los hijos bastardos de esa época fue sin duda ‘Easy Rider’ (Buscando mi destino), producida por Columbia Pictures, Pando Company y Raybert Productions. Bajo la dirección de Dennis Hopper y protagonizada por Peter Fonda, Jack Nicholson, Karen Black, y el propio Hopper. El guion -que tiene muchas partes improvisadas- fue escrito a tres manos entre el realizador, Fonda y Terry Southern, guionista de renombre que había trabajado para Stanley Kubrick en ‘Telefono Rojo: ¿Volamos hacia Moscú?’ (1964).

El filme estaba profundamente inspirado en la producción italiana ‘La escapada’ (Il Sorpasso, 1962) -y titulada en USA ‘The Easy Life’- una road-movie co-escrita y dirigida por Dino Risi y protagonizada por Vittorio Gassman y Jean-Louis Trintignant, en el papel de dos tipos que cruzaban Italia en un descapotable.

‘Easy Rider’ se estrenó el 14 de julio de 1969 en Nueva York, -tras su aplaudido debut en Cannes- y pronto fue considerada una obra maestra contra-cultural y pionera de las producciones independientes USA. No es para menos, con un presupuesto limitado de 360.000 dólares se convirtió en éxito comercial al recaudar la nada desdeñable cifra de 60 millones de dólares a nivel mundial.

Dennis Hopper and Peter Fonda in Easy Rider (1969)

La historia gira en torno a dos jóvenes motoristas, con el sobre-nombre de “Capitán América” (Peter Fonda) y Billy (Dennis Hopper) que emprenden un viaje de Los Ángeles a Nueva Orleáns con el objetivo de asistir al carnaval Mardi Gras y financiado con la venta de drogas en la frontera con Méjico. Por el camino, pasan por varios panteones populares de la geografía estadounidense, conociendo a personajes cada cual más estrambotico, mientras “se evaden de la realidad” con todo tipo de sustancias.

Más allá del relato, aparentemente insignificante, queda para la historia la eficacia del filme para representar en pantalla a todo un estrato social joven y enérgico que buscaba rebelarse ante los convencionalismos de un país en convulsión. Con una narración de tipo experimental, alejada de tópicos maniqueos y con el foco en unos Fonda, Hopper y Nicholson que sin ser grandes estrellas del cine de entonces, consiguieron dejar su huella en la industria. De hecho, ha sido objeto de numerosos estudios, y el American Film Institute la clasificó como la 84ª mejor película de todos los tiempos en 2007.

El casco y la chaqueta tintada con las barras y estrellas, los llamativos atuendos de moda hippie y el rugido de esas bestias a dos ruedas… esa especie de cowboys modernos asilvestrados, cabalgando desacomplejadamente sobre las poderosas motocicletas por los amplios parajes desérticos del Estados Unidos sureño forman parte del imaginario popular de esa generación. Al igual que en su momento lo fueron la mirada pícara del rebelde James Dean o las faldas al viento de la exuberante Marilyn Monroe, ambos, mitos de muerte prematura.

Para más inri, ‘Easy Rider’ fue una de las pioneras en hacer un uso extensivo de temas musicales previamente publicados, en lugar de una partitura especialmente escrita. La banda sonora es de auténtico lujo, con temas rockeros de The Byrds, The Band o Jimi Hendrix, que cedieron los derechos de sus canciones para el filme. No obstante, se recuerda con especial furor el tema “Born to be Wild” de Steppenwolf, en cuya letra se menciona por primera vez la expresión “Heavy metal“.


El rodaje no fue ni mucho menos un camino de rosas y dio para un sinfín de anécdotas, cada cual más chocante. Y seguramente no hay siquiera testimonio de la mitad de sucesos que se produjeron, entre otras cosas porque la mayoría de los testigos estaban demasiado afectados por las cantidad sustancias que ingerían.

Algunas curiosidades de la filmación de ‘Easy Rider’ (Buscando mi destino)

Dennis Hooper dirige Easy Rider

Problemas que empezaron en la pre-producción

  • Peter Fonda tuvo la idea de esta película después de ver una foto de él y Bruce Dern en sus motocicletas. Consiguió que Dennis Hopper (que estaba planeando dejar el negocio de la actuación y convertirse en profesor en ese momento) se involucrara cuando le prometió que podría dirigir la película. Pronto se arrepentiría de ello.
  • Dennis Hopper y Peter Fonda no escribieron el guión completo de la película, e inventaron la mayor parte a medida que avanzaban. No contrataron a un equipo, sino que recogieron a hippies en las comunas de todo el país, y usaron a amigos y lugareños “rednecks” para hacer de extras y sostener las cámaras.
  • Peter Fonda usó la chaqueta del “Capitán América”-en homenaje a John Wayne en ‘Tigres del aire’ (1942)– y montó su querida Chopper una semana alrededor de Los Ángeles antes de comenzar el rodaje, para darles un aspecto de “usadas” y para acostumbrarse a montar en esa moto de gran cilindrada. La policía lo detuvo varias veces en esas fechas.
  • El recientemente fallecido Rip Torn fue originalmente elegido en el papel de George Hanson. Según Torn, Dennis Hopper le sacó un cuchillo durante una reunión de pre-producción. En The Tonight Show con Jay Leno (1992), Hopper afirmó que fue Torn quien le sacó el cuchillo. Torn demandó a Hopper por difamación y ganó el juicio.
  • Jack Nicholson ni siquiera era la segunda ni tercera opción para el papel ya que Jack Starret y Bruce Dern lo rechazaron previamente. Curiosamente Nicholson fue el único que fue nominado tanto para los Oscars de la academia como para los Globos de Oro de ese año por su trabajo en el filme.

Dennis Hopper, Peter Fonda y Jack Nicholson

Drogas, sexo y “rock & roll”

  • Peter Fonda, Dennis Hopper y Jack Nicholson fumaban marihuana en cámara, cientos y cientos de cigarrillos entre escenas. Sin embargo, la cocaína era falsa y el LSD no se usó realmente durante la escena de paranoia ácida, tal y como Fonda declaró posteriormente ¿Estás seguro, Pete?.
  • Durante el discurso de Jack Nicholson sobre el OVNI, Dennis Hopper estaba decidido a drogarlo con marihuana. Sin embargo, y pese a conseguirlo, Nicholson fue capaz de seguir el guión tal y como estaba escrito, para asombro del equipo. Esto contrasta con los otros miembros del elenco, que improvisaron la mayoría de sus líneas.
  • Dennis Hopper exigió que el camarógrafo Barry Feinstein le entregara todo el material que había filmado, para poder mantenerlo a salvo en su habitación. Fernstein entró en cólera y le arrojó las latas de película, y los dos se enzarzaron en una pelea tirando una puerta de una de las habitaciones del motel. Cuando se levantaron y vieron a Peter Fonda en la cama con Karen Black y Toni Basil (aunque posteriormente Black lo negó). Fernstein no se distrajo mucho por la situación y le lanzó un televisor de la habitación a Hopper.
  • Para el famoso soliloquio que Peter Fonda hace en el cementerio mientras va puesto de ácido, el director le pidió a Peter que le hablara a la estatua como si estuviera hablando con su madre, que murió por suicidio cuando tenía diez años. Fonda no quería hacerlo, ya que nunca había sincerado sus sentimientos hacia su madre. Pero Hopper insistió, por lo que se oye a Peter llamar a la estatua “Madre”, afirmando que la amaba y que la odiaba, expresando emociones contradictorias. Esta escena convenció a Bob Dylan para que permitiera el uso de su canción “It’s Alright Ma” en una de las escenas finales, que contiene letras que hacen referencia al suicidio. Peter le dijo a Dylan: “Necesito oír esas palabras”, y aceptó.
  • Dennis Hopper estaba pasando realmente por un mal momento durante la producción (algo que más tarde atribuyó a que la marihuana no era su “droga creativa preferida”). Estaba en tal estado de paranoia inducida por las sustancias que gritaba a todo el mundo. Los miembros del equipo grabaron en secreto sus diatribas y enviaron las cintas a la productora de Los Ángeles para explicar por qué tantos de ellos iban abandonando la película. De hecho sus peleas con Fonda eran habituales, y este que era productor del filme, quería despedirlo a toda costa. Para bien o para mal… no lo consiguió.

Dennis Hopper, and Peter Fonda in Easy Rider (1969)

Los “caballos forjados en metal”

  • Tanto la moto “Captain América” como la de Billy fueron diseñadas y construidas por un constructor de motocicletas afroamericano llamado Ben Hardy. Peter Fonda conoció a Hardy cuando este construyó la moto que conducía en ‘Los ángeles del infierno’ (1966). Dennis Hopper fue entrevistado en el documental “History of the Chopper” y confirmó que fue Hardy quien construyó las máquinas. Una de las personas que trabajó en esas motos fue Dan Haggerty, que más tarde protagonizaría Grizzly Adams’ (1977).
  • La Chopper “Capitán América” (de Peter Fonda) era tan complicada de pilotar, que en un momento dado Jack Nicholson (que estaba de espaldas) apretó las rodillas del lado de Fonda para mantener el equilibrio, y le rompió una de las costillas.
  • Las Harley de 1.200 cc de 1962, conducidas por los protagonistas de la película, fueron compradas en el departamento de policía de Los Ángeles. La compañía Harley-Davidson se negó a proporcionar motocicletas gratuitas para la película, porque “los protagonistas eran unos forajidos y pensaban que era dañino para su imagen”, según un artículo publicado en la edición de junio de 2005 de la revista History Channel.
  • En total, se utilizaron cuatro antiguas motos de la policía en la película. Las Harley-Davidson Hydra-Glide de 1949, 1950 y 1952 se compraron en una subasta por quinientos dólares -el equivalente a unos tres mil cuatrocientos dólares actuales-. Cada moto tenía una réplica, para asegurarse de que la filmación pudiera continuar en caso de que una de las viejas máquinas fallara o se estropeara accidentalmente.
  • La Chopper “Capitán América” fue destruida en la escena final, mientras que las otras tres fueron robadas, y probablemente desguazadas antes de que se conociera su significado como attrezzo. La moto destruida fue reconstruida por Dan Haggerty y expuesta en un museo. La vendió en una subasta en 2001. Ahora reside en el Museo Nacional de la Motocicleta en Anamosa, Iowa. Se han construido muchas réplicas desde el estreno de la película.

Jack Nicholson and Peter Fonda in Easy Rider (1969)

Lugares comunes rodados con luz natural

  • La mayor parte de la película está rodada en exteriores con luz natural. Dennis Hopper dijo que todos las escenas al aire libre fueron una elección intencional por su parte, porque según sus palabras: “Dios es un gran técnico de iluminación”.
  • El puente visto en los créditos de apertura, el Old Trails Arch Bridge en Topock, Arizona, es el mismo puente que el padre de Peter Fonda, Henry, interpretando a Tom Joad, cruzó con su familia ficticia al entrar a California en ‘Las uvas de la ira’ (1940).
  • El cementerio de Nueva Orleans St. Louis #1, es un cementerio católico. No tenían permiso para rodar allí, y los miembros de la audiencia católica estaban sorprendidos y extrañados de que la iglesia lo hubiera permitido. Después de ‘Easy Rider’, no se ha podido rodar ninguna otra película en St. Louis #1, salvo algún un documental, y con permiso expreso.

Y una vez finalizado el rodaje…

  • Dennis Hopper y Jack Nicholson, grandes fans del director Michelangelo Antonioni, invitaron a su ídolo a la primera proyección de su película. El realizador italiano quedó lo suficientemente impresionado como para contratar a Nicholson para su siguiente largometraje, ‘El reportero’ (1975).
  • Peter Fonda quería que Crosby Stills & Nash hicieran la banda sonora. Dennis Hopper se negó, diciéndole a la banda que cualquiera que condujera en limusinas como ellos, no tenía cabida en la película, amenazándolos: “Si vosotros tratáis de entrar al estudio de nuevo, puede que yo tenga que causaros algún tipo de daño corporal.
  • Después de una proyección previa, el director general de Columbia, Leo Jaffe, se puso de pie y dijo: “No sé qué diablos significa esta película, pero sé que vamos a ganar un montón de dinero”. Y acertó.

 

ALGUNOS CARTELES DE ‘EASY RIDER’

Póster japonés de Easy Rider (1969)

Cartel de Easy Rider (1969)

 

Cartel de Easy Rider (1969)

Cartel de Easy Rider (1969)

Cartel de Easy Rider (1969)

TRÁILER ORIGINAL EN HD

 

Fuentes: Boxofficemojo.com e Imdb.com

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *