BAFF 2010: ‘Actresses’. Opinión

Actresses

Hay tres tipos de personas: los hombres, las mujeres y las actrices“. Con esta frase se inicia ‘The Actresses‘ y ya nos hace a la idea de lo que vamos a ver. Y es que la última película de E J-Yong (‘Untold Scandal’, también vista en el BAFF hace años) está dedicada a este colectivo, al encuentro entre seis mujeres que han alcanzado la fama gracias al cine y la televisión.

Así, seis actrices de cuatro generaciones distintas coincidirán en una sesión de fotos para la revista Vogue, lo que les llevará a conocerse un poco más en un día repleto de ropa glamourosa, esperas, cigarillos, confesiones, envidias y algún que otro momento de tensión.

Aunque el punto de partida es ficticio  las seis mujeres se interpretan a sí mismas. A lo mejor sus caras no nos suenan demasiado -reconozco que sólo identifiqué a la protagonista de ‘Thirst’– pero no hace falta para disfrutar de la película, un intento de mostrar lo que rodea a de seis mujeres muy populares en su país y qué pasa cuando están fuera de su entorno -ninguna de ellas es modelo- y rodeadas de posibles “rivales”. Así, estas “actresses” podrían ser también americanas, españolas o francesas y la película variaría poco, pues parece que lo que conlleva ser una artista popular es casi lo mismo en todas partes.

Las seis estrellas protagonistas

Actrices en todo tipo de roles

Narrada en el espacio de tiempo de la sesión de fotos, la película tiene dos partes muy diferenciadas. En la primera veremos los preparativos de la sesión y cómo se desarrolla; en la segunda, debido las circunstancias, las actrices tendrán que convivir juntas durante varias horas. De hecho la primera parte sirve al espectador como preparativo de la segunda,  para que conozcamos el papel de estas estrellas en el mundillo del espectáculo y la impresión que tienen las unas de las otras.

En esta parte E J-Yong se mueve muy bien, dándonos pocas pinceladas de cada una de las mujeres, pero las justas para que las conozcamos. Así, no faltará la diva maniática, la jovencita que acaba de aterrizar y admira a las demás, la mayor que está de vuelta de todo…A pesar de estos retratos de trazo grueso el director consigue no caer en el estereotipo y hace que nos creamos a los seis personajes principales.

En la primera parte se empezarán a intuir conflictos que estallarán en la segunda. Así, en este acto  las seis mujeres deberán pasar unas horas juntas, lo que las obligará a conocerse más, y a comprenderse, a pesar de las diferencias. Y aquí es cuando vemos el tono complaciente de E J-Yong. Quizás porque todas las intérpretes son amigas suyas, o por el tono semidocumental de la propuesta -no sería justo que alguna tuviese que hacer papel de la “mala” interpretándose de sí misma- el director no se atreve a inyectar un poco más de mala bava en los conflictos entre las protagonistas. Así, en ningún momento llegará la sangre al río, sólo lo parecerá, lo que aleja esta película de otros filmes con la actriz como personaje, como ‘Eva al desnudo‘.

Kim Ok-Bin y Kim Min-Hie, las veinteañeras

Improvisación al poder

A pesar de dulcificar un poco las cosas, el buen hacer de las actrices ayuda a que la película no naufrague. Según nos contó el director, aunque hay diálogos escritos, buena parte de ellos son cosecha propia de las actrices, que improvisaron durante el rodaje. Tal es su buen hacer que no llegamos a diferenciar esas partes guionizadas de aquellas en que las intérpretes dan rienda suelta a su naturalidad.

El hecho de ser mujer, el divorcio, la vejez, la rivalidad…son temas que flotan en el aire  y sobre los que las protagonistas discuten en largos e intensos diálogos de gran fluidez, que rompen con el tópico de que el cine oriental es más de miradas y planos largos que de diálogos.

Lo cierto es que al leer la sinopsis de ‘The Actresses’ esperaba encontrarme con una crítica feroz al mundo del espectáculo, o por lo menos con una apuesta menos dulce, con unos personajes con más cinismo -por no decir mala leche. Pero E J-Yong huye del tono crudo para ofrecernos la cara amable de la profesión, la de seis mujeres muy diferentes pero que en el fondo tienen los mismos sueños y temores.

Yun Yeo-Jong, la veteranía es un grado

Un retrato femenino de lo más personal

Así ‘The Actresses’ se convierte en un homenaje a la figura femenina, o la visión que E J-Yong tiene de ella a través de su cine. Ahora que lo pienso, me gustaría ver una propuesta similar con un director occidental ¿Qué os parecería Almodóvar dirigiendo a “sus actrices”, como Carmen Maura, Penélope Cruz o Victoria Abril, en un proyecto similar? Sin duda, sería curioso.

 

Mi puntuación: 7

Comentarios de Facebook

2 comentarios sobre «BAFF 2010: ‘Actresses’. Opinión»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *