El caballero oscuro. La leyenda renace. Opinión

 TAGS:

Nunca llegaremos a estar lo suficientemente agradecidos los amantes del cómic y del cine a Christopher Nolan por su trabajo con las adaptaciones del hombre murciélago. Grandes películas, pero a su vez complejas, arriesgadas y trabajadas desde el papel, con personajes que llevan el peso de la trama, donde la acción tiene sentido y está al servicio de la historia y finalmente marcando un libro de estilo: inteligente, realista, grandilocuente, tenso y sombrío, apuntando alto, donde más allá de contar la historia de un superhéroe determinado, nos regala un doctorado de socio-política avanzada de Gotham, como ejemplo de la clásica ciudad de occidente enferma y en crisis moral.

Sólo los grandes artistas consiguen extrapolar sus historias y conseguir trascender y usar de pretexto un género para en realidad explicar en realidad mucho más. En este sentido Nolan, ha sentado cátedra y ya se ha convertido en un referente cinematográfico. ¿Habrá tocado techo?, veremos.

 ‘The Dark Knight Rises’ (su título original) es el tercer episodio y cierre de un conjunto cohesionado y que desde un principio se enfrenta con múltiples hándicaps difíciles de superar: olvidar la figura de un de uno los mejores villanos de la historia del cine y el mejor de la historia del cómic, el Joker (el fallecido Heath Ledger) y poner al broche de oro a una epopeya que apenas tenía fisuras, y lo consigue…con reservas.

 TAGS:

Vayamos a sus puntos fuertes: una sólida trama, de manos de los hermanos Nolan, siendo de las tres películas la que más tiene de adaptación comiquera, inspirada en tres de las mejores novelas gráficas del hombre murciélago como ‘El regreso del señor de la noche’, ‘Batman: la caida del murciélago’ y ‘Batman: en tierra de nadie’, pero que además no se olvida de unificar los hechos acontecidos tanto en ‘Batman Begins’ como en ‘El caballero oscuro’.

La historia abarca desde la decadencia del héroe desterrado, sus secuelas físicas y psicológicas, y las consecuencias que el peso de sus decisiones acarrean sobre la castigada ciudad de Gotham, escenario idóneo para reflejar los ecos de la crisis financiera y los engranajes del orden de un sistema corrompido y cimentado en la mentira, una crítica evidente a la (falsa) democracia y actual sociedad capitalista.

 TAGS:

Pero hablemos de un punto diferencial en una producción de este calibre, el trabajo de actores. El reparto está impresionante, Christian Bale vuelve a reinventarse interpretando al Bruce Wayne más complejo de la saga, un tipo en evidente decadencia y ante la disyuntiva de si es necesario resucitar al denostado justiciero (y de paso a modo de redención personal). Bruce Wayne/Batman tiene mucho más peso específico aquí que en ‘El caballero oscuro’ donde tanto Joker (Ledger) como Harvey Dent (Aaron Eckhart) se repartían el protagonismo, y contra pronóstico no se nota la ausencia de estos. Tom Hardy borda el papel de Bane, siendo capaz de expresar e intimidar tan sólo con su voz y su mirada, un villano a la altura de las circunstancias, y mucho más profundo de lo que podría parecer, es un auténtico “monstruo” prácticamente invencible, tanto física como mentalmente, el único rival capaz de tumbar a Batman y poner en jaque a toda una ciudad como Gotham.

Pero sin duda la sorpresa recae en el personaje John Blake (Joseph Gordon Levitt) el joven policía ayudante de Gordon, todo un acierto, ya que representa todo lo que fue Wayne en sus inicios, todo un ejemplo de moralidad y altruismo que remueven la conciencia del decaído héroe, así como el personaje de Selina Kyle, un acicate para el hombre murciélago, interpretada por una elegante Anne Hathaway, que le da un punto sofisticado a esta ladrona impredecible y ambigua, al estilo de las femme-fatales de los film noir de los 40-50, (a la que por cierto nunca se menciona como Catwoman). Lástima que su historia no acabe de encajar del todo y su papel no tenga el peso suficiente para no ser prescindible, como tampoco lo tiene el de Marion Cotillard como la nueva ejecutiva de Industrias Wayne, Miranda Tate, a pesar de que su personaje tenga mucho que decir al final del relato. Los personajes femeninos, el punto flaco de la saga…

Michael Caine y Morgan Freeman retoman sus papeles de Alfred y Lucius Fox respetivamente, siendo dos piezas fundamentales de la historia, dos veteranos de la actuación que aprovechan con solvencia perfectamente su escaso metraje, y que decir de Gary Oldman, su trabajo es impecable, icónico, no hay, ni habrá nunca un Jim Gordon como él.

 TAGS:

A fin de cuentas una banda bien orquestada para una gran función armonizada al detalle, con un director de orquesta que sabe bien lo que quiere, ya que la cámara parece que siempre está en el mejor lugar posible (sin duda debe ser increible la experiencia IMAX), y no hay ningún plano elegido al azar. Además se agradece el estilo artesanal que ha querido imponer el director de ‘Memento’ en una producción de estas dimensiones, viendo muy poco CGI, y al estilo de las cintas comerciales clásicas (tipo David Lean), gran cantidad de extras. A todo ello le sumamos la aportación de un inspirado Hans Zimmer para una abrumadora banda sonora que nos pone en situación en todo momento, una partitura que es acorde a una cinta de tales proporciones.

 ‘El caballero oscuro: la leyenda renace’ no es perfecta, ni mucho menos, y es inferior a sus predecesoras, pero no pierde su línea, lamentablemente tropieza en su afán por convertirse en un épico final, ya que es en su último acto donde la película pierde gas, donde Nolan parece olvidarse de su libro de estilo y donde vemos situaciones inverosimiles, clichés, y errores de guión nunca vistos hasta entonces, excesivos fuegos de artificio justificados sólo en favor de potenciar la emoción y el clímax dramático, tampoco le favorece un montaje un tanto caótico, de subidas y bajadas, que al igual que en ‘Origen’, desorienta y desconcierta.

 TAGS:
A pesar de sus lagunas, el conjunto, (y más si unimos los anteriores episodios) sigue siendo notable, ya que estamos ante el film más complicado de realizar, por las altas expectativas generadas, y las limitaciones de una historia encorsetada a un final, un cierre definitivo.

El director de ‘El truco final’ ha realizado un último y titánico esfuerzo (quizás como Bruce Wayne) para terminar una saga inolvidable, una cinta intensa, dura y contundente, en palabras del propio Nolan, una auténtica radiografía sobre el dolor, (como había hecho anteriormente con el miedo, y el caos) ofreciendo además escenas que quedarán en la retina de todo cinéfilo: (Spoilers) El rescate aereo de Bane, la conversación desveladora entre Bruce y Alfred, la brutal pelea en el alcantarillado entre Bane y Batman (donde no hay música), la escena completa en el estadio de fútbol, el ascenso de Bruce de “El pozo”, la escena final en la bat-cueva… secuencias que se unen a otras muchas de una trilogía compacta y con mucha personalidad, de la que se hablará y debatirá mucho tiempo y, desde luego por fin a la altura del héroe de DC Cómics, convirtiendólo más si cabe, en leyenda.

Mi puntuación: 7,5

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

También te puede interesar...

2 Responses

  1. toni dice:

    Totalmente de acuerdo con el analisis, creo que yo le subiría la nota a 8,5… pero que más por ser un freak de nolan y Batman que no por otra cosa 🙂

  1. 29 abril, 2016

    […] Opinión en Me va de Cine […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*