Comparativa: El rey león (2019) vs El rey león (1994) busca las 7 diferencias

 

El rey león ha vuelto a nuestras vidas 25 años después con un remake estilo foto-realista. La musical animado de 1994 fue una de las películas más importantes de la historia de Disney y sin duda una de las piezas cinematográficas más icónicas de los noventa. Jon Favreau, el realizador de la nueva, aprovechando los avances tecnológicos existentes en la actualidad y tras la experiencia de recrear otra vez un clásico animado de Disney como El libro de la selva, nos traslada de nuevo a las Pride Lands para volver contarnos la historia de Simba y su familia.

Es innegable que ambas cintas tienen muchos puntos en común, -especialmente a nivel de historia y estructura narrativa- pero también se diferencian en varios aspectos. Por eso, más que una crítica al uso, hemos preferido realizar una comparativa analizando personajes, canciones y situaciones relevantes para comprobar en que sale ganando una respecto a la otra.

1) Tecnología punta frente a trabajo artesanal

—————————————————————————————————-

tecnica-arte

Es obvio que el trabajo de recreación de la fauna africana que ha hecho Favreau y su equipo es espectacular -cada dólar invertido se traslada a la pantalla- , en muchos momentos cuesta diferenciar entre un documental de la BBC o National Geographic de ‘El rey león’ de 2019. Sin embargo, esa sensación de asombro y admiración se diluye en cuanto los animales abren la boca y empiezan a hablar. La impresión es extraña, -como la de estar asistiendo un ejercicio de ventriloquia- y cuando llegan los números musicales, este hecho se amplifica. Quizás por eso el filme está repleto de planos generales en estas escenas, porque los primeros planos, no se sostienen.

El clásico de 1994 no jugaba a eso, el esfuerzo de los animadores estaba focalizado en “humanizar” al máximo a los personajes, por eso eran sumamente expresivos, cada mirada, cada gesto incluso se exageraba y se potenciaban los planos faciales. Esto se manifiesta en la escena clave del filme, la muerte de Mufasa, que tiene mucha menos fuerza a nivel dramático en la nueva versión.

Es cuestión de gustos, siendo conscientes que ambas contienen un trabajo técnico de animación inmejorable, creemos que en cuestión de emocionar y conectar con el espectador, la original barre a al remake.

2) El factor “Beyoncé”

——————————————————————————————————-

Beyonce

Todos los actores principales de voz cumplen perfectamente su cometido en la nueva cinta; si bien James Earl Jones repite como Mufasa, tanto Chiwetel Ejiofor (Scar) como Donald Glover (Simba) están al nivel del trabajo que realizaron Jeremy Irons y Matthew Broderick.

Sin embargo, si hay una voz que destaca en la nueva versión respecto a la antigua es la de la popularísima Beyoncé, en el papel de Nala. Quizás por eso, la joven leona tiene mucho más peso en la nueva versión de la trama siendo un personaje más sólido a todos los niveles. Además, Disney no podía dejar pasar la ocasión para vender un nuevo “Hit” con ella encabezando el reparto. ‘Spirit’ es su nuevo tema, especialmente compuesto para el filme– que suena en el regreso a casa de un Simba adulto atravesando el desierto en sustitución a la mítica pieza orquestal de Hans Zimmer.

 

 

3) Las hienas

—————————————————————————————————–

Hienas

La hienas de dibujos con aquellas risas malevolas y caras desencajadas Shenzi (Whoopi Goldberg), Banzai (Cheech Marin) y Ed (Jim Cummings) tenían un toque de lo más inquietante y la vez divertido. En la nueva versión Shenzi (Florence Kasumba) no tiene ese carácter cómico y cínico que bien le imprimía Whoopi. Por su parte, Banzai y Ed ni siquiera existen, siendo sustituidas por Azizi (Eric André) y Kamari (Keegan-Michael Key), que poco o nada tienen que ver con las anteriores.

Favreau, ha optado por no copiar la personalidad de las hienas del filme de 1994, y queriendo ser fiel a la realidad presenta a los aliadas de Scar como unas criaturas más violentas, salvajes y carroñeras, más cercanas a sus parientes de carne y hueso que a su homólogas de animación tradicional. Además, hay pequeños matices argumentales que también se pueden tener en cuenta como que en la clásica, las hienas conocían previamente a Scar, o que eran conscientes de que Simba seguía vivo tras su huida, algo que no ocurre en la nueva versión.

4) “Be Prepared”

—————————————————————————————————-

Be Prepared

Una de las mayores diferencias entre ambos filmes es el “Be Prepared” (“Preparaos”) uno de los mejores temas musicales para un villano del cine musical que se han creado. Momento en el que Scar (Jeremy Irons) conspira y muestra sus ambiciones de poder. Una inolvidable escena con un baile cromático expresionista seña de identidad del clásico animado de Disney. En la nueva versión, “Be Prepared” suena como pieza instrumental mientras Scar (Chiwetel Ejiofor) hace un llamamiento a las hienas, iniciando un monólogo y finalizando con una parte cantada. Sin duda, la nueva versión es más siniestra y lúgubre, pero… sinceramente, el encanto de la opereta original, no lo tiene.

5) Momentos con Timón y Pumba

—————————————————————————————————

comparacion-Timon_Pumba

La relación entre estos personajes siempre ha sido uno de los puntos fuertes de ‘El rey león’, y lo sigue siendo en la nueva. Sin embargo, en el clásico de animación estos parecía que vivían en soledad en la selva, ya que no se ve ningún otro animal que les acompañe(salvo por los bichos que comen). En el remake, Simba, Timón y Pumba no están solos ya que viven rodeados de diferentes especies animales lo que lleva a una reflexión entre todos ellos sobre el ciclo de la vida y la cadena alimenticia que desemboca en el famoso Hakuna Matata”.

Aunque como hemos dicho, los momentos musicales pierden fuelle respecto al clásico, se puede hacer una excepción con Seth Rogen y Billy Eichner, que saben recrear perfectamente ese espíritu lúdico y de Carpe Diem que representaba el tema original. La química entre ellos es evidente, se sienten cómodos e improvisan, llegando incluso mejorar algunas secuencias como la de The Lion Sleeps tonight, que en el clásico de animación Nathan Lane y Ernie Sabella tan solo tarareaban, siendo en la nueva versión un tema musical más que representa la rica y variada vida de la sabana africana.

 

6) El sabio Rafiki

———————————————————————————————————–

comparacion-Rafiki

El personaje del carismático simio shaman no podía faltar -doblado por John Kani en 2019 y Robert Guillaume en 1994-. Sin embargo, en la nueva versión ya no va acompañado por su inseparable bastón, salvo al final del filme. Un detalle que no tendría importancia si no es porque lo utiliza en una de las mejores escenas del clásico animado cuando golpea a un Simba adulto, para hacerle entender que el pasado duele pero se debe aprender de él. Escena que lamentablemente no se incluye en el remake.

7) La pelea final por el trono

———————————————————————————————————–

En la cinta animada de los noventa la batalla final que se desarrolla sobre la Pride Rock está centrada en el enfrentamiento uno contra uno entre Simba y Scar, casi en un tono operístico. Sin embargo, en la nueva versión la batalla está magnificada, dando sensación de ser una auténtica guerra entre animales.

Nala, tiene su particular enfrentamiento con Shenzi, que la aterrorizó cuando era un cachorro en el cementerio de elefantes. El resto de secundarios también participan activamente en la contienda. Estos añadidos, sumados a los impresionantes efectos especiales, -que hacen que los zarpazos y mordiscos se sientan muy reales-, dotan de un plus de dinamismo al clímax muy necesario en la nueva película.

 

Conclusiones finales

Teniendo en cuenta que ‘El rey león’ de Roger Aller y Rob Minkoff fue una de esas obras cumbre en su género  y que conserva su encanto intacto con el paso de los años, no sabemos si era del todo necesario realizar este supuesto “live action”. Conocemos esa extraña necesidad de Hollywood, a falta de buenas nuevas ideas, de hacernos revivir las historias una y otra vez, o mejor dicho… se trata de otra pieza más en esa gigantesca maquinaria de hacer dinero que es Disney.

Pero el hecho es que ‘El rey león’ de 2019 es una realidad, un auténtico show cinematográfico fiel al original y de grandes alardes técnicos. Tanto la escena inicial de la coronación, la estampida o la lucha final entre Scar y Simba son visualmente abrumadoras. La cinta funciona como el blockbuster que es, y especialmente si lo vemos desde el prisma del público que está destinada: los niños. Los que amamos al clásico animado, y nos emocionamos en 1994 de pequeños, probablemente tengamos una visión distorsionada y condicionada por la nostalgia, recelosos por el hecho que ya conocemos la historia de principio a fin.

Sin embargo, es innegable que la cinta original tenía su punto fuerte en el alma de los personajes, que expresaban todo tipo de emociones y con los que lograbas empatizar inmediatamente. La cinta de Favreau, siendo respetuosa con la obra de los noventa, no deja de ser una “ACTUALIZACIÓN” y recreación de todo aquello y que destaca en todo lo demás, en todo lo digamos “superficial”, que visto lo visto, no es poco. Pero… quitado ese bello envoltorio que impresiona durante un rato ¿dónde está la magia?.

Anécdotas y curiosidades de ‘El rey león’ en su 25 aniversario.

El-rey-leon-cartel

 

¿Ya has visto ‘El rey león’? ¿Qué te ha parecido? Puedes dejar tu impresión en nuestros comentarios.

 

 

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*