Filmoteca Me va de Cine: ‘Two Lovers’. Opinión

Beso

A veces necesitamos cine punzante, sin artificios, ese tipo de dramas que logran dejarte huella sin necesidad de tocar la fibra sensible, de buscar la lágrima fácil. Este sería el caso de ‘Two Lovers’, cuarta película de James Gray (1969), y que ya nos transmitió muy buenas sensaciones con su anterior filme: ‘La noche es nuestra’.

‘Two Lovers’ es un drama cotidiano, el de un tipo corriente pero profundamente torturado por dentro a raíz de un suceso del pasado, lo que le ha provocado una enfermedad mental ¿O acaso la autortura psicológica le viene por culpa de la enfermedad? Eso no importa, pues ‘Two Lovers’ te muestra los antecedentes del pasado, pero no pierde el tiempo en escarbar en las heridas. Así, aunque ese pasado le ha influido, lo que cuenta es el aquí y ahora de este personaje, bien interpretado por Joaquín Phoenix antes de su extraña etapa que podremos ver en el documental ‘I’m Still Here’.
EncuentroAmor que llega sin esperarlo, amor que se espera que llegue; mujer que conviene contra mujer que no sólo no conviene sino que ni tan siquiera corresponde con ese amor –o lo qué narices “sufra” el protagonista. Estas “dos amantes” son realmente una y media, o ni eso, y es que el personaje interpretado por Vinessa Shaw es un amor correspondido, pero no querido, sólo lo tiene ahí el protagonista por comodidad; mientras que la mujer que representa Gwyneth Paltrow es justo todo lo contrario, la obsesión, la idealización, la atracción por lo misterioso. Puede que ninguna de las dos sea la amante verdadera del protagonista, sino meros espejismos de una clase de amor que no existe, o que nuestro antihéroe no es capaz de ver.

James Gray, como decíamos, no se anda con grandes tragedias. Cierto que habrá poco lugar para el amor, o para la esperanza –o sí…cada uno que interprete el final como prefiera-, pero tampoco predominará la crueldad, el maltrato del autor al protagonista, algo tan usado en el clásico melodrama. En ‘Two Lovers’ nada es blanco o negro, porque así somos las personas, y ningún personaje, aunque pueda verse como antagonista, nos caerá realmente mal y le desearemos desgracias, pues seremos capaces de entender las razones de cada uno.

Con todo ello no quiero decir que ‘Two Lovers’ sea una película fría y de tono documental. En cada secuencia se esconde pasión, tristeza, deseo, curiosidad, inocencia…sólo que a veces, para lograr imprimir estos sentimientos en el espectador y conseguir su empatía basta con el lenguaje más simple, el menos artificioso y el más “natural” y en el sabio uso de las elipsis.

Reunión familiar
‘Two Lovers’ es una película de personajes –muy creíble, por cierto, el de la madre interpretada por Isabella Rossellini-, de pequeñas tragedias, de situaciones que se producen a nuestro entorno y que con las que fácilmente –salvando las distancias- podremos identificarnos. Una pequeña joya en forma película, un filme para ver y disfrutar en el sentido dramático, el de la buena construcción de personajes y situaciones, que emociona y sobrecoge pero no hace pornografía de todos esos sentimientos, algo a veces demasiado habitual en el drama contemporáneo. Si James Gray sigue por la misma senda que con sus dos últimas películas tenemos un valor seguro para los próximos años.

Mi puntuación: 8.5

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

Un comentario sobre “Filmoteca Me va de Cine: ‘Two Lovers’. Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*