Hablamos de… ‘Black Panther’, el superhéroe africano

 

El mito Marvel de África, Black Panther

Quien se iba a imaginar cuando unos jóvenes Stan Lee y Jack Kirby fundaron Marvel Comics hace más de 60 años, que llegaría un día que todos aquellos colectivos desfavorecidos, marginados, vistos como “los diferentes” hoy en día serían representados por sus superhéroes en la gran pantalla, con un éxito incontestable.

La casa de las ideas está haciendo auténticos milagros para hacer rentables con personajes que nunca han tenido un gran peso específico en el mundo del papel. El ejemplo claro, franquicias como ‘Guardianes de la Galaxia’, ‘Ant-Man’ y finalmente este ‘Black Panther’, que aunque se dejaba ver en el universo Marvel, nunca tuvo demasiado protagonismo.

Si desde la factoría Warner-DC, han conseguido reivindicar al colectivo femenino (que no necesariamente feminista) con Wonder Woman, Marvel Studios y Disney no podían quedarse atrás en esta corriente reivindicativa políticamente correcta en esta ‘Black Panther’.

Con Ryan Coogler a la dirección, autor de ‘Creed’, que tenía la oportunidad de poner toda la carne en el asador… no sólo para dar su dosis habitual de entretenimiento a todos los “marvel zombies” de toda la vida, sino para aupar a esta cinta como un referente dentro la comunidad afro-americana (y la vez conseguir más público, y dinero con ello). Y lo consigue… a medias.

 

Wakanda, la nueva maravilla del mundo

Si es cierto que el continente africano se hace muy visible en el film reflejado en la comunidad de Wakanda (gran escenario que es casi un personaje más en la película). Este paraíso terrenal (tercer mundo a ojos del resto) contiene una gran riqueza con avances tecnológicos auténticamente futuristas y una fuente de energía natural con un potencial enorme (usando el mineral vibranium como MacGuffin).

El aspecto visual del escenario deslumbra gracias al gran trabajo de Rachel Morrison como directora de fotografía, acompañada de la banda sonora que mezcla temas épicos con sintonías tribales, que lucen por encima de la media de pelis Marvel y consiguen una ambientación nada desdeñable.

En cuanto al reparto, todo un acierto: destaca el protagonismo de Chadwick Boseman el cual sigue la estela que ya pudimos ver en ‘Capitán América: Civil War’ en el poderoso papel del recién coronado rey T’Challa (y su alter-ego Black Panther) tras el fallecimiento de su padre. Boseman tiene presencia escénica, y puede lucir desde el primer momento, ya que la cinta se mueve en varios registros; Desde el cine de aventuras más clásico tipo ‘Conan’, espionaje al más puro estilo ‘James Bond’, las batallas de naves de ‘Star Wars’ hasta las intrigas-política de corte y las épicos combates vistos en ‘El señor de los anillos’.

Todo está hilado forzosamente en una trama con tintes ‘shakesperianos’ (como ya vimos en ‘Thor’) que pretende, (aunque sea muy ligeramente) realizar cierta crítica a la política colonialista norteamericana. Esta mezcla de géneros, aunque en sí da dinamismo a la película, también le lastra en muchos momentos. Una indefinición que hace que todo lo que vemos en pantalla ni nos sorprenda ni nos emocione, ya todo tiene un regusto de “ya lo hemos visto antes”. Lastra sobremanera un guión, que no está exento de incongruencias, por muy película de superhéroes que sea.

 

Rivales con mucho en común, pero muy diferenciados

 

“En tiempos de crisis, los sabios construyen puentes y los estúpidos barreras” sentencia T’Challa en una secuencia de manera elocuente. Aunque en Wakanda todo se rige con un tradicional reinado jerárquico, el film plantea la disyuntiva entre un líder aperturista y conciliador o uno que apuesta por reforzar fronteras y el belicismo.

Esta segunda parte, la representa perfectamente el rival de T’Challa, un Erik Killmonger interpretado a la perfección por Michael B. Jordan. Killmonger es un mercenario de origen afroamericano que busca adueñarse del trono de Wakanda y a su vez cumplir su añorada venganza contra el joven rey. Estamos ante un enemigo que funciona no sólo por los méritos interpretativos del propio Jordan, sino porque su personaje está tan bien cimentado, como el del protagonista.

Las historias personales de ambos tienen muchos puntos en común, en donde la herencia de sus progenitores tiene un peso específico en la trama. Los dos tienen el metraje necesario para que el espectador pueda entender sus motivaciones, su forma de actuar y su búsqueda de redención.

 

 

Pero más allá de este enfrentamiento uno contra uno, ‘Black Panther’ también es una película coral. El protagonista está bien acompañado por un elenco femenino de aliadas; Desde la hermana de sangre de T’Challa, Shuri (Letitia Wright) que ejerce como consejera e inventora; la espía guerrera Nakia (Lupita Nyong’o); la poderosa fuerza femenina local Okoye (Danai Gurira); hasta su propia madre, la sabia y protectora reina emérita Ramonda (Angela Bassett).

Del resto del reparto sería injusto no destacar el trabajo de otros “robaescenas” como Winston Duke, Marty Freeman, Sterling K. Brown, Forest Whitaker o Andy Serkis, al que por fin vemos actuar en un papel de carne y hueso.

 

El catálogo de superhéroes tiene un nuevo exponente

 

En definitiva, el film de Cogler, tiene todo lo que se espera un film del universo cinematográfico de Marvel: peleas, tiroteos, persecuciones, batallas… pero precisamente decae por querer abarcar demasiado. Mezcla géneros en exceso (haciendo que el guión tenga lagunas), con una épica que no hace honor a su nombre, un acción mal medida y rutinaria.

Pero sin embargo tiene éxito gracias a la implicación de su reparto, su imaginería visual, y por mostrar aunque sea de un modo frívolo a Wakanda como todo un homenaje a África y su gente. Especialmente en unos tiempos donde existe una involución política y social a todos los niveles y los colectivos aparentemente más débiles vuelven a sentirse amenazados por el poder.

 

Puedes ver la película online (legalmente), en este enlace.

 

¿Ya la has visto?¿Qué te ha parecido? Puedes dejar tu opinión en nuestra caja de comentarios.

 

 

 

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*