Nebraska: Opinión.

 
 

 TAGS:

Alexander Payne es uno de nuestros realizadores favoritos, para que negarlo. Hace un tipo de cine sencillo, sin artificios y aborda dramas personales como pocos pueden sin resultar excesivamente melodramático ni buscando la lágrima fácil.

Se toma la vida con humor, y eso lo transmite en su cine, a pesar de ser un experto en la tragedia… precisamente ese equilibrio emocional, ese ying-yang que desemboca en sus proyectos, hace que no tenga ni una mancha en su currículum fílmico.

Su especialidad es retratar personajes veraces en situaciones tan creíbles, que no resulta difícil identificarse con ellos, un auténtico ejercicio de gran hermano cinematográfico, más fiel y leal a la vida que cualquier pieza de cine dogma. Algo que le ha llevado a ser todo un referente en el mundo del cine más ‘indie’ en el país de las barras y estrellas.

 TAGS:

Un realizador que rebusca en ambientes cotidianos

Payne es un enamorado de los entornos (sobretodo rurales), y de viajar al lado oscuro de los mismos, sin embargo no rehuye de su belleza, lo vimos en la ruta vinícola árida y melancólica de ‘Entre Copas’ y ese Hawaai “antipostal” de ‘Los descendientes’.

En este caso (y después que Jack Nicholson ya la cruzara con su caravana en ‘A propósito de Smidt’), su Nebraska natal en blanco y negro, con sus zonas desérticas, donde poco o nada ocurre, y donde todos sus habitantes se conocen…fiel reflejo de las entrañas de la Norteamérica más profunda, nexo de unión para la erosionada y protagonista familia Grant.

Una vez más (y pese a reconocer que odia el género), el realizador de ‘Election’ vuelve a recurrir a la road-movie, para mostrarnos un drama familiar centralizado en la persona de Woody Grant, un anciano con síntomas de demencia que tras recibir un (supuesto) cupón premiado por correo, y creyendo que es millonario, se empeña en ir a recogerlo pese a que toda su familia se opone.

Finalmente tu insistencia es tal, que obliga a viajar con él a su hijo David, en un acto de compasión de su primogénito por ver como su padre enfermo se aferra a la vida, aunque simplemente sea por castillos en el aire.

 TAGS:

Cine de actores/actrices en su máxima expresión

Como en toda su filmografía, Payne sabe como aprovechar a sus actores y en ‘Nebraska’ no iba a ser una excepción, principalmente Bruce Dern que está especialmente conmovedor en la piel de este personaje tan resquebrajado, que a priori se nos muestra como un ser miserable y orgulloso, lejos de ser empático… pero que kilómetro a kilómetro (o mejor dicho milla a milla) y con el devenir de los acontecimientos dejaremos de compadecer, para acabar comprendiendo.

Pero no sólo Dern está brillante, también destaca el papel de la firme y auténtica señora Grant, interpretada por la actriz June Squibb, una mujer maltratada por la vida pero que se mantiene con la cabeza bien alta, con dignidad (ambos fueron nominados a los pasados premios Oscars).

Sin olvidarnos del notable trabajo de Will Forte en el papel de David, ese pobre hijo, noble escudero atormentado e incrédulo que buscará un reencuentro a última hora con su figura paternal al que le queda más fe que vergüenza.

 TAGS:

Un viaje repleto de sonrisas y lágrimas

Esta mini-odisea quijotesca tiene una mezcla de momentos tan tristes como hilarantes, pone el foco en la eje esa familia americana rústica, de pueblo y escarba en lo más profundo de las emociones humanas, destapando el tarro de las miserias y el patetismo que las personas muestran por pura codicia, incultura y egoísmo, (y todo ello sin perder el sentido del humor de un modo cotidiano y nada condescendiente), para finalmente acabar por colocar a cada uno en su lugar.

Además como buen fabulista, su realizador nos da una lección sobre la estrecha línea que separa a perdedores y ganadores. El éxito siempre es relativo, porque depende siempre de la óptica desde donde se mire, y aunque no lo parezca no es cuestión de blancos y negros, porque en la vida los pequeños matices (grises) siempre importan.

Mi puntuación: 8’5

 
 

Comentarios de Facebook

Un comentario sobre «Nebraska: Opinión.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *