‘No habrá paz para los malvados’. Opinión

 TAGS:

Y el Goya es para…¡José Coronado! Es muy probable que oigamos estas palabras en la gala de los Goya de febrero del año que viene, y es que la interpretación de Coronado en ‘No habrá paz para los malvados’ es de premio. El actor madrileño es la estrella en una película de Enrique Urbizu, que tras demostrar que el thriller español es posible en ‘La caja 507’ vuelve a ahondar en el género con la película que nos ocupa.

‘No habrá paz para los malvados’ es una muestra de cine negro que funciona, un filme policíaco sin artificios, que va directo al grano…y a veces a la llaga. Un principio violento –que por desgracia se encarga de destripar el tráiler- continúa con una clásica película de investigación criminal muy buen contada de manera paralela: así, por un lado, vemos como el personaje de Santos Trinidad (Coronado) hace todo lo posible por esconder las pruebas que lo incriminan, mientras que por el otro la jueza Chacón (Helena Miquel) y el inspector Leiva (Juanjo Artero) hacen uso de todo su talento criminológico para atrapar al asesino de un siniestro caso de triple asesinato.

Urbizu utiliza con inteligencia las dos líneas de acción para desarrollar un relato con conexiones, nuevas –o viejas- tramas y alguna que otra sorpresa. Por todo ello la película no decae en ningún momento y es totalmente coherente. Esta coherencia, a mí parecer, se difumina un poco con algunas motivaciones de los personajes aunque remonta con un final que, no desvelaré, pero que podríamos calificar de impactante.

 TAGS:Si bien Santos Trinidad es un personaje redondo con el que sería posible llegar a empatizar –a pesar de la bestia que es-, los personajes de Leiva y Chacón quedan un tanto desdibujados. Apenas se nos explican un par de detalles de su vida privada y, aunque no es necesario hubiese sido interesante para que también pudiésemos identificarnos con ellos, cosa que hubiese sido más fácil pues son los “buenos” del relato. Pero puede ser que Urbizu no buscase eso, y quisiese hacer una película a la medida del personaje de Coronado, que como he dicho, cumple a la perfección con su rol.

Respecto a la dirección de Urbizu es totalmente transparente. Más allá de querer mostrarnos el buen director que es con imágenes impactantes, deja que la historia y los personajes fluyan y se desarrollen por sí solos, con un manejo del lenguaje cinematográfico clásico, que se agradece mucho en una película de género.

‘No habrá paz para los malvados’ es una película ciertamente imperfecta, por un par de cabos sueltos que quiere dejar y, sobre todo, por los personajes que representan la ley, que aunque están en escena tan rato como Santos Trinidad quedan engullidos por el carisma de éste. Aun así es una muestra de buen cine hecho a la manera clásica, de un thriller policíaco de tempo casi perfecto y de la confirmación de Santos Trinidad como uno el villano del año del cine español, como lo fue en su día el enorme Malamadre (Luís Tosar) de ‘Celda 211’.

Mi puntuación: 7.5

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*