Películas que sobrevivirán al fin del mundo. Cine post-apocalíptico.

 TAGS:

Durante estos últimos dias, el tema del fin del mundo ha dado para llenar tertulias y cafés, siendo trending topic a nivel global. Pero desde hace mucho tiempo la magia del séptimo arte ya habia convertido en realidad el temor de muchos. ¿Qué hay después del fin del mundo? Todo un sub-género de películas distintas entre sí, pero partidas con el mismo patrón. El cine post-apocalíptico.

12 monos (1995)

Esta brillante a la par que extraña cinta de Terry Gilliam, ha ganado con los años. Un futuro post-apocalíptico en donde Bruce Willis (James Cole) es el anti-héroe protagonista encargado viajar en el tiempo con el objetivo de encontrar una muestra del virus original que provocó la hecatombe. El film juega con lo que es real o producto de la imaginación de Cole. Brutal el papelón de trastornado de Brad Pitt, que le valió una nominación a los oscars.

Wall-E (2008)

Ganadora a mejor película de animación. Esta joya de Pixar dirigida por Andrew Stanton (‘John Carter’) quedará en la memoria por mucho tiempo, con el pequeño y solitario robot de limpieza que continua trabajando en un planeta desolado y convertido en un basurero gigante. Conmovedora a más no poder, es toda una manifestación ecologista, un canto al amor, y a la humanidad.

1997: Rescate en Nueva York (1981)

Film de acción futurista, obra del director de culto John Carpenter (‘La cosa’) donde un ex-convicto conocido como Snake Plissken (inspiración del famoso personaje del videojuego Metal Gear Solid) es el encargado de rescatar al presidente de Estados Unidos, perdido en las calles desoladas, oscuras y decadentes de Manhattan víctima de un ataque terrorista. Este western del futuro (que ya se nos ha quedado en pasado) es un divertimento puro y duro, con gran dosis de crítica a las políticas reaccionarias y el capitalismo, lo que la convierten en una obra vigente. Y menudo reparto: Kurt Russell, Lee Van Cleef, Ernest Borgine, Donald Pleasence. Su secuela ‘2013: Rescate en L.A.’ es prácticamente un remake auto-paródico. 

El planeta de los simios (1968)

Un clásico de la ciencia ficción de todos los tiempos. Dirigida por Franklin J. Schaffner (‘Patton’), acompañamos al astronauta George Taylor, nada menos que a Charlton Heston explorando “un planeta desconocido” habitado por simios inteligentes y con muy mala baba. Otra alegoría más sobre la condición humana, excelente ambientación, fotografía y maquillaje… además de tener uno de los mejores finales de la historia del cine. Si no la has visto, lo siento. Secuelas y remakes, hasta en la sopa.

Matrix (1999)

¿Y si el mundo se hubiera acabado y ni siquiera lo sabemos? Bajo esa premisa partía ‘Matrix’ de los hermanos Watchowski (‘Lazos ardientes’), donde Neo (Keanu Reeves) se convertía en el elegido con el fin de “despertar” a la humanidad de la tiranía de las máquinas. Visualmente revolucionaria, significó un antes y un después en el cine de ciencia-ficción, mezclando cyberpunk, informática, filosofía y artes marciales. Se convirtió en trilogía para alegría de muchos y desgracia de otros. 

Terminator I y II (1984, 1992)

Skynet, un sistema informático de defensa militar, inicia la guerra contra la raza humana y da lugar a un ejército de robots llamados Terminator. La única amenaza para su dominio es John Connor, líder de la resistencia humana. Skynet envía Terminators al pasado para matar a la madre de John Connor primero y luego el propio John (como un niño) para evitar el levantamiento humano en el futuro. Ambas superproducciones dirigidas por el rey Midas James Cameron (‘Titanic’, ‘Avatar’) se convirtieron en referentes al instante, con efectos especiales de quitar el hipo y un Arnold Swarzenegger en su mejor papel en cine hasta la fecha.

Waterworld (1995)

La Universal se llevó un buen palo económico con esta película, que en su momento fue la más costosa de la historia y después fracasó en la taquilla para además ser vapuleada por la crítica. En realidad pese a tener incontables errores de guión, más de un cliché y algunos personajes un tanto estereotipados, no deja de ser una entretenida superproducción de aventuras pasada por agua con más de una escena destacable, además el personaje de Kevin Costner hay que reconocerle que tiene cierto carisma. Quizás en manos de un gran realizador, estaríamos hablando de un clásico de la ciencia ficción, pero en las de Kevin Reynolds (‘Rapa Nui’)…

 Zombie, el amanecer de los muertos vivientes (1978)

No podemos hablar del fin del mundo sin reconocer la posibilidad de un apocalípsis zombie. Los caminantes ahora están de moda gracias a ‘The Walking Dead’, pero hace muchos años un señor llamado George A. Romero se convirtió por méritos propios en realizador bandera de este subgénero.
Secuela de la clásica ‘La noche de los muertos vivientes’, despertando en un mundo aterrador donde una epidemia ha infectado la mayor parte de la raza humana, el film se centra en un grupo supervivientes refugiados en un centro comercial. Ácida crítica al consumismo salvaje y a una sociedad enferma y sin valores, tuvo un más que digno remake, dirigido por Zack Snyder (‘Watchmen’).

Hijos de los hombres (2006)

Aquí no hay zombies, ni máquinas, ni extraterrestres… pero nos encontramos ante un emocionante thriller en un futuro donde la humanidad está al borde de la extinción, los hombres han perdido la capacidad de procrear y las mujeres del planeta se han vuelto estériles. ¿Hay posibilidad de sobrevivir? Theo (Clive Owen) será el encargado de proteger el bien más preciado del planeta. Dirigida por el méxicano Alfonso Cuarón (‘Y tu mamá también’), destaca por una cuidada ambientación (muy)realista y la intensidad de sus interpretaciones. 

Nausicaa del viento (1984)

Obra de culto de la animación japonesa. Dirigida por el maestro del anime Hayao Miyazaki (‘Mi vecino Totoro’), se centra un futuro lejano, mil años después de una guerra de carácter apocalíptico, la tierra se ha convertido en una sucesión de bosques llenos de hongos venenosos e insectos gigantescos. Los pocos humanos supervivientes viven en pequeños reinos aislados.
Además de la moraleja ecologista y de paz social, Miyazaki nos adentra en su imaginación mostrándonos su talento en forma de bellos parajes y criaturas extraordinarias. El film solo muestra una parte de la historia original, desarrollada en tomos manga.

Mad Max, salvajes de autopista (1979)

Película post-apocalíptica por excelencia, un western futurista con un jovencisimo Mel Gibson interpretando al rudo Max Rockatansky un justiciero-vigilante de una autopista recorrida por los criminales de la peor calaña. Producción australiana de serie B, dirigida por George T. Miller (‘Happy Feet’), pasó a ser una de la cintas más recordadas de los videoclub de los ochenta, no es que fuera una gran película, pero si se le recuerda con cierto cariño, por su estética sucia y polvorienta, y su (moderno por entonces) estilo visual. Su secuela la mejora en muchos aspectos.

Akira (1988)

Esta cinta fue una de las causantes de la explosión anime no sólo de nuestro país sino a nivel mundial. Adaptación del manga de Katsuhiro Otomo con el mismo nombre, ‘Akira’ nos trasporta a Neo-Tokyo en 2019, una ciudad reconstruida sobre las ruinas de la antigua capital japonesa, arrasada tras la tercera guerra mundial está al borde del colapso por sus continuas crisis políticas. En un clima de anarquía y golpes de estado, el ejercito experimenta con sujetos para controlar poderes psíquicos y paranormales en la búsqueda del arma de destrucción masiva definitiva.
Visualmente impecable, madura, impactante, compleja, violenta, densa… muchos calificativos de una gran obra de culto, que obtuvo un éxito rotundo en Japón y aún así lejos de la calidad del cómic.

 

P.D: La lista no tiene un orden concreto y es completamente subjetiva, puesto que muchos de los títulos posibles quizás requieran de visionado.

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

También te puede interesar...

1 Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*