‘Puñales por la espalda’ el entretenido “Cluedo” de Rian Johnson

Daniel Craig, Noah Segan y LaKeith Stanfield

Después de la oleada de cuchilladas virtuales que el realizador Rian Johnson recibió por su incomprendida incursión en el universo Star Wars -con ‘Los últimos jedi’-, el director norteamericano necesitaba un proyecto con un tono más ligero y que mejor que ‘Puñales por la espalda’, para rendir un homenaje a la literatura liviana de Agatha Christie para acometer tal propósito.

La cinta contiene todos los elementos de una cinta de misterios -los llamados Whodunit– mezclados con el clásico thriller “made in Hitchcock”; tenemos un asesinato, una mansión, una suculenta herencia y numerosos candidatos con pinta de ser culpables y por supuesto un sagaz investigador contratado para esclarecer el caso.

La trama arranca cuando el reputado escritor de novelas de misterio Hallan Thrombey (Christopher Plummer) es hallado muerto en su hogar, tras la celebración familiar de su 85ª cumpleaños junto a su familia y amigos. Pronto arranca la investigación, con un invitado no esperado, el detective Benoit Blanc (Daniel Craig) que es contratado en secreto y que observa la escena en segundo plano.

la familia de 'Puñales por la espalda' (2019)

Un “All-star” de sospechosos

Ese reparto estelar de presuntos criminales, al más puro estilo de la entrañable ‘Asesinato en el Orient Express’ (1974) de Sidney Lumet; cuenta con la primogénita del imperio editorial de Hallan Thrombey, Linda Drysdale-Thrombey con la curtida Jamie Lee Curtis sacando su faceta más cómica. En el rol de su marido, el ultra-republicano Richard, tenemos a un recuperado para la causa Don Johnson y el hijo de ambos es el presuntuoso y mimado Ransom, un Chris Evans, en esta ocasión muy poco épico pero realmente convincente.

El hijo menor, el cascarrabias de Walt, lo interpreta el siempre inquietante Michael Shannon, junto a su hijo adolescente, Jacob (Jaeden Martell) un “pequeño nazi” adicto a las redes sociales. Finalmente, nos encontramos con Toni Collette en el papel de Joni, la nuera viuda de Thrombey y su hija, la espabilada “nietísima” Meg, interpretada por la joven Katherine Langford. Todos y cada uno de ellos, han vivido a costa del abuelo en vida y pretenden hacerlo también tras su muerte. Pero… ¿habrá sido capaz, alguno de ellos de asesinarlo?

Ciertamente, el guion está diseñado al detalle con la estructura clásica de este género, donde tras una breve introducción de cada uno de los personajes, surge el perspicaz detective interrogando a todos y cada uno de los testigos, comprobar sus coartadas para después ponerse manos a la obra para resolver el caso. Blanc, cuenta con la ayuda inestimable de Marta (Ana de Armas), la enfermera latinoamericana y amiga personal de Thrombrey, ya que le resulta más de fiar que el resto de familia, una estirpe de carroñeros, cada cual más indeseable… o eso parecen.

Johnson, va cocinando poco a poco la reconstrucción de los hechos, utilizando el manido y eficaz recurso del flashback como herramienta para que el espectador pueda entrar en este juego de las suspicacias, e intuir quién miente, quién dice la verdad… y qué pistas son válidas y cuales, desechables. Y como es de esperar, la trama se va enrevesando para confundir y hacer dudar cada vez más al espectador, aunque no resulta en absoluto difícil de seguir.

Ana de Armas

Dos protagonistas y un guion muy bien hilado

Tampoco nos gustaría desvelar demasiado de ‘Puñales por la espalda’, salvo que es obvio que el libreto está lo suficientemente bien construido para que veamos varios giros en favor de la diversión del propio espectador. ‘Puñales…” es un entretenimiento de primer nivel, pero también contiene cierta sustancia, acumulando situaciones bien equilibradas entre la comedia y la intriga, y contando con un elenco de intérpretes bastante afinados y que tienen el suficiente espacio para tener su momento de gloria.

¿Y qué más podemos destacar? Pues, pese a lo manido del cast, es especialmente gratificante el trabajo interpretativo de la joven Ana de Armas. Marta, la asistenta de Thrombey, es el eje sobre el que gira el filme, y… ¡resulta todo un acierto!. La actriz hispano-cubana posee el encanto y magnetismo necesario como para empatizar con ella aún y siendo una de las principales sospechosas del crimen.

Otro sin duda es Daniel Craig, en el rol del detective Benoit Blanc. Una vez fuera del encasillamiento de ser James Bond durante tanto tiempo, Craig no se limita a hacer la enésima imitación burda de Hércules Poirot, y crea en Blanc un personaje con personalidad única -con sus propios chascarrillos, gestos, y un divertido acento sureño-. Poco a poco nos va ganando y se va haciendo dueño y señor de la cinta.

Daniel Craig y Ana de Armas

Cimientos clásicos, pero modernizados

En definitiva, ‘Puñales por la espalda’ es mejor disfrutarla en pantalla que hablar de ella, para no destriparla. La película -en sus más de dos horas de duración- muestra una dirección firme y un ritmo excelente, con los elementos de suspense y tics de comedia más que notables como para que le demos vueltas a la cabeza, para vislumbrar quién es el autor del crimen y no nos aburramos un ápice en el intento.

De acuerdo que el autor de ‘Looper’ ni arriesga con su propuesta, ni reinventa el género. Pero de algún modo estamos ante un Whodunit actualizado o por lo menos que sirve de espejo de una sociedad actual -en este caso, la americana, pero en realidad occidental- muy dada a acusar o prejuzgar premeditadamente buscando una amenaza externa, cuando a veces el enemigo… está más cerca de lo que parece… y con el cuchillo bien afilado.

 

Cartel de 'Knives Out'

¿Ya has visto ‘Puñales por la espalda? ¿Qué te ha parecido? No dudes en dejar tus impresiones en nuestra caja de comentarios.

Comentarios de Facebook

Un comentario sobre «‘Puñales por la espalda’ el entretenido “Cluedo” de Rian Johnson»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *