El séptimo arte en Internet: nuevas vías para ver cine, presente y futuro (I)

 

Video On Demand

El cine, más allá de expresión creativa es visión, actualidad, reflejo y como tal no escapa al análisis de la realidad que nos rodea, marcada por una crisis global que afecta y salpica de qué manera a nuestro país. Esto nos obliga a mencionar la guerra abierta entre la industria cinematográfica, abanderada por las grandes “Majors” y el tráfico de contenidos a través del universo digital y la evidente protección (o restricción) sobre los derechos de autor. 

El cierre de Megaupload (y Megavideo) y la reciente aprobación de la polémica ley antipiratería norteamericana (SOPA) (en nuestro país tiene el equivalente en la ley Sin
de) es sólo un ejemplo del principio de cambio de un modelo de mercado que se veía amenazado, y que no olvidemos mueve miles de millones de dólares (euros, libras, etc…) continuamente.

Un negocio que para sobrevivir a un presente desolador y un futuro incierto debe adaptarse a las circunstancias y ser flexible al cambio. Es obvio que la pantalla grande es uno de los encantos de este maravilloso mundo, sin embargo no todas las películas pueden llegar ni recorrer ese complejo camino que nos lleva a las salas de cine, y muchas joyas se quedan en el olvido ¿De qué modo podemos solucionarlo? Buscar nuevas sendas, nuevas ventanas e Internet nos las ofrece y además completamente legales.

NETFLIX
Logo de NETFLIX

El futuro está muy cerca: vídeo bajo demanda

Una de las vías por las que se está apostando con fuerza es la modalidad de televisión a la carta o vídeo bajo demanda, del inglés “video on demand (VoD)”: es un sistema de televisión que permite al usuario el acceso a contenidos multimedia de forma personalizada ofreciéndole, de este modo, la posibilidad de solicitar y visualizar una película o programa concreto en el momento exacto que el telespectador lo desee. Existe, por tanto, la posibilidad de visualización en tiempo real o bien descargándolo en un dispositivo como puede ser un ordenador o un reproductor portátil para verlo en cualquier momento.

Uno de los servicios web que mejor está funcionando es Netflix, que lleva varios años operando desde Estados Unidos, América Latina y recientemente en Europa desde el Reino Unido. El video on demand está empezando a implantarse en España y a pesar de que somos un país con bastante tradición pirata, la comunidad cinéfila también es amplia y somos varios los que apostamos por contenidos de pago pero con cierta calidad.

Plataformas online como Wuaki.tv, Cineclick, Voddler, Youzee, Filmotech y Filmin (fundada por el actual presidente de la academia de cine y productor Enrique Fernández Macho) son difirentes alternativas que demuestran que el  contenido audiovisual online está en crecimiento. Los fabricantes audiovisuales más importantes del mercado como Sony, LG, Samsung, Apple, Microsoft y Google lo tienen muy en cuenta, puesto que ya ofrecen en sus dispositivos un amplio catálogo con estos servicios, evidenciando que este tema no es cosa de futuro sino de presente.

Recordemos el discurso de Álex de la Iglesia en la gala de los goya 2011, posicionado en la apuesta por esta dirección:

 

Comentarios de Facebook

Un comentario sobre «El séptimo arte en Internet: nuevas vías para ver cine, presente y futuro (I)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *