Sitges 2011: ‘The Sorcerer and the White Snake’. Opinión

 TAGS:

‘The Sorcerer and the White Snake’ no es ‘Tigre y Dragón’. Puede que esta afirmación sea de perogrullo, pero es lo que deberían tener en mente los espectadores que en Sitges asistieron a una de sus proyecciones y pudieron acabar bastante decepcionados. La película que nos ocupa, dirigida por Tony Ching (artífice de la mítica ‘Una historia china de fantasmas’) es un mero divertimento de fantasía, romance y artes marciales, un producto apto para toda la familia.

Esta película protagonizada por Jet Li nos explica la historia de su personaje, un abad budista, y su discípulo, expertos y sufridos cazademonios en un mundo donde humanos y seres fantásticos conviven en conflicto. Pero en su camino se cruzará un joven herborista que, ay las casualidades de la vida, se enamorará y se casará con una bella muchacha que en realidad es la Serpiente Blanca del título, es decir, también un demonio. Esta historia de amor imposible será el motor de una película en la que se encadenan las luchas entre el Bien y el Mal, entre los monjes budistas encabezados por Li y los demonios, no sólo la Serpiente Blanca y su hermana-aunque éstas sean pacíficas- si no la de todo tipo de seres mitológicos.

 TAGS:Tony Ching equilibra con corrección el romanticismo –representado por la pareja de enamorados-, el humor –con el discípulo del abad y la hermana de la Serpiente Blanca- y las artes marciales al más puro estilo wuxia con Li, los demonios buenos y malos y todo aquel que quiera unirse a la función. A medida que avanza la trama los dos primeros géneros van desapareciendo para dar paso a una clásica historia de lucha y aventuras donde, todo hay que decirlo, algunos efectos especiales dejan bastante que desear. Por suerte, se salvan gracias a un excelente diseño artístico muy colorido que enmascara algunos fallos de cgi.

A pesar de que la película se centre más en la acción, no faltan esos momentos llenos de glucosa que harán sonrojar a más de uno. Sin embargo, está claro que el enfoque de esta película es para todos los públicos, por lo que a mí no me sorprende que en alma esta película esté más cercana a una producción Disney que a ‘Tigre y Dragón’ de Ang Lee o ‘Héroe’ de Zhang Yimou.

Por todo ello queda claro que ‘The Sorcerer and the White Snake’ es un producto de puro consumo, un festival de color y efectos especiales sin pretensiones, un vehículo de lucimiento para una star como Jet Li. Gracias a esto la película cumple y, aunque posteriormente se olvide, nos habrá proporcionado hora y media de entretenimiento.

Mi puntuación: 6

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*