Sitges 2013: Lesson of the Evil.

 TAGS:

Una de esas verdades absolutas en el mundo del cine, está claro que es que Takashi Miike es un realizador polivalente. No sólo porque tenga la (mal)sana costumbre de realizar dos o tres filmes al año, sino porque se atreve con todos los géneros habidos y por haber. Si los últimos tiempos nos deleitó un remakes de clásicos del mundo samurái como ’13 asesinos’ o ‘Harakiri: la muerte de un samurái’, este año regresaba a Sitges con con dos thrillers ‘Lesson of the Evil’ y ‘Straw Shield’.

 TAGS:‘Lesson of the Evil’ (adaptación de la novela de Yusuke Kishi) arranca su acción en uno de los escenarios favoritos de Miike, el instituto, y lentamente desarrolla su trama, presentándonos la problemática del centro a través de las relaciones entre los jóvenes alumnos y su aparentemente noble y tímido profesor, Hasumi Seiji (un inquietante Hideaki Ito), que se entrega en cuerpo y alma para hacer que el “habitat” sea lo más cómodo posible, lo cierto que en este punto de la cinta, el nivel de las interpretaciones sorprende, para bien.

Pronto descubriremos los problemas de tal individuo y su nula capacidad empática, ya que sus propios alumnos lo desenmascaran e intimidan, a partir de entonces, el filme da un giro, que a la postre será definitivo. Y es cuando el realizador se desata ofreciéndonos algunos de sus rasgos más carácteristicos, escenas grotescas y de una crueldad sin límites. (sigue con Spoilers)

Esta película no es una cinta de terror, pero si que contiene momentos terroríficos, lo lleva en la mochila de cotidiano, del día a día. Este cruce entre ‘Confessions’ y ‘Battle Royale’, desemboca en un “Columbine” a la japonesa, con momentos realmente angustiosos (que llegan a largarse en exceso), y otros bizarros, como el momento en los que nos ponemos en la piel del psicópata y descubrimos su “curiosa” visión del mundo. TAGS:

Referencias a dioses nórdicos, cuervos, una orgía de sangre al ritmo jazz (en alemán) de ‘Mack the Knife‘ en definitiva, un Takashi Miike en su salsa, pero con un estilo más madurado e intenso, sobretodo en el apartado técnico, y que nos ofrece una visión de una sociedad nipona enferma, encorsetada, atrapada en normas y prejuicios deseosas de ser violadas y aniquiladas.

Mi puntuación: 6,5

Facebook Comments
Facebooktwittergoogle_plusmail

También te puede interesar...

1 Response

  1. 13 abril, 2016

    […] año, como no, Takashi Miike vuelve a la carga: si en 2013 nos inquietó con una historia ambientada en un instituto este año lo hará con un filme clásico de fantasmas, ‘Over Dead Body‘. Además, nos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*