Sitges 2014: ‘Goodnight Mommy’. Opinión

 TAGS:undefined‘Goodnight Mommy’
Pais: Austria
Género: suspense,  terror
Director: Veronika Franz y Severin Fiala
Reparto: Susanne Wuest, Elias Schwarz, Lukas Schwarz, Ulrike Putzer, Michael Thomas

 

Austria, capital de thriller psicológico

Si existe un lugar donde saben convivir con traumas del pasado, está en Europa Central y es un país llamado Austria. Uno de los referentes cinematográficos austriacos es un tal Michael Haneke, autor de obras como ‘Funny Games’, ‘La cinta blanca’ o ‘Amour’ controvertidas y una expresión clara del carácter y sentimiento de un país que vivió de primera mano los horrores del nazismo.
El productor Ulrich Seidl sigue el hilo malsano de la visión de Haneke y se une a los realizadores Veronika Franz y Severin Fiala para contarnos un cuento macabro, ambientado en una solitaria casa cerca de un lago, y con el protagonismo para un par de gemelos pre-adolescentes y su madre, una presentadora televisiva con la cara vendada tras una operación de estética. El conflicto se origina cuando los pequeños comienzan a dudar de la identidad de su progenitora debido a un súbito cambio de carácter, además ella se niega a hablar o relacionarse con uno de los hermanos, Lukas.

 TAGS:undefined

Miradas que cortan la respiración

El filme está repleto de enigmas y trampas, transcurre en compases lentos, y la tensión va invadiendo el relato como una plaga. ¿Donde se encuentra la figura paterna?¿Porqué los niños coleccionan todo tipo insectos?, la madre parece ajena a los niños, la relación es fría, turbia, oscura…de ahí que vaya creciendo la desconfianza, el secretismo, las dudas.

Los silencios y las miradas son de lo más contundente, las imágenes en forma de sueños, pensamientos u otras realidades son tan perturbadoras que se quedan permanentes en la retina hasta el final. De ahí que sea destacable el trabajo tanto en la fotografía como en la dirección de actores, la labor de Susanne West y los hermanos Schwartz es impecable, son completamente creíbles.

 TAGS:undefined

No te fíes de todo lo que ves

El suspense de ‘Goodnight mommy’ bebe más del ritmo paulatino de Polanski que de que la eficacia de Hitchcock, en un peligroso juego mental donde el tira y afloja progresivo de los primeros compases de la película acaba por quebrarse llegando a un acto final donde la angustia y el sadismo aparecen como protagonistas principales.

Llega el momento de resolver el puzzle y en el preciso instante que las incógnitas empiezan a desvelarse podemos comprobar ciertas lagunas argumentales que se han solventado con efectismo y nos damos cuenta que nuestra visión como espectador subjetivo también ha caído en el engaño, pero para entonces ya nos han dado las buenas noches…
Mi puntuación: 6,5

 

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*