Sitges 2014: ‘Maps to the Stars’. Opinión

Maps_to_the_StarsGénero: drama

País: Canadá

Director: David Cronenberg

Reparto: Julianne Moore, Mia Wasikowska, Robert Pattinson, John Cusack, Olivia Williams, Carrie Fisher, Evan Bird,

David Cronenberg es un claro ejemplo de que se puede empezar siendo un outsider, un tipo que hace “cine raro”, y evolucionar hacia un cine más convencional y comprensible, pero no por ello menos perturbador. Un claro ejemplo de ello es su última película ‘Maps to the Stars’, una amargo drama sobre las almas que habitan la meca del cine y que sitúa al director en un discurso má´s accesible tras la compleja y verborreica ‘Cosmopolis’.

La fama cuesta… ¡no veas cómo!

‘Maps to the Stars’ nos presenta la historia de diferentes personajes relacionados con Hollywood y de cómo, a pesar de tener fama, dinero y todos los lujos al alcance, son seres profundamente desgraciados ya que no son capaces de lidiar con los fantasmas que les rodean.

Por un lado tenemos los de un joven actor de 13 años, Benjie Weiss, que ya es una estrella en decadencia y con diversas adicciones. Vamos, un calco de tantos niños Disney más famosos por sus excesos y sus portadas en los tabloides que por su cine. Al chaval no le ayuda tener una familia de lo más disfuncional, con un madre (Olivia Williams) que trata a su hijo como un producto, un padre (John Cusack) gurú de la pseudociencia (guiño a la Ciencilogía) y una hermana ausente con graves problemas psicológicos.

Por otro lado conoceremos la historia de Havana SEgrand (Juliane Moore), actriz madura incapaz de superar que su madre ya fallecida fue una estrella que siempre la eclipsó y con la que la unió una relación de amor-odio. Para ella empezará a trabajar la enigmática Agatha, gracias a la mediación de Carrie Fisher, unica actriz que se interpreta a si misma, en un claro guiño a la horrible relacio que la unió con su madre, Debbie Reynolds.

Retratos sin clarosbcuros

Aunque lo que cuenta es duro, Cronenberg no juzga a sus personajes, imponiendo un estilo muy transparente que sigue a cada uno de ellos, lo que no dará lugar a diferentes interpretaciones por parte del espectador. lo que ves, es lo que hay…. y posiblemente no te guste.

Esta transparencia es clave para lo que deduzco que busca Cronenberg: la imposible identificación con alguno de los protagonistas. En relatos similares podemos llegar a sentir compasión y ahsta empatía por ellos, cosa que no ocurre en ‘Maps to the Stars’, donde tanto egocentrismo y odio (no tan) contenido resultan en un rechazo total por parte del espectador. En ese sentido Cronenberg logra mostar un Hollywood totalmente podrido y sin un halo de esperanza. ¿Tendrá todo esto un punto biográfico hacia estrellas con las que habrá trabajado? Mi lado morboso quiere que así sea.

La frialdad de las estrellas

La sangre fríacon la que actúan algunos personajes de ‘Maps to the Stars’ juega a favor del relato, pero no tanto así la total frialdad del mismo. Cierto que la película está plagada de un (in)sano humor negro que se agradece, pero en el fondo son solo pequeñas pinceladas de un todo dirigido con oficio pero poca pasión.

No, no es suficiente añadir cuatro secuencias ligeramente oníricas y soltar algunos chistes macabros para crear fascinación en el espectador, francamente esperaba más de un director que nunca se ha casado con nadie, incluso en sus películas más comerciales.

Aunque el colmo de la desgana es la elección de algunos actores. Moore, como siempre, está estupenda, y el joven Evan Bird, que físicamente recuerda a un púber Justin Timberlake, odiosamente impecable. Sin embargo a Mia Wasikowska ya me canso de verla en papeles de post-adolescente de pocas palabras y no me acaba de cuadrar el giro de su personaje, por no hablar de un Robert Pattinson totalmente desubicado. Su personaje es corto pero clave…el problema es que él va muy falto de carisma y arrojo para que sea capaz de creérmelo.

Un Hollywood más amargo que fascinante

‘Maps to the Stars’ te matiene enganchado por saber qué les ocurrirá a sus personajes (especialmente los de Moore o Bird), pero desde luego no la recordaremos como uno de los grandes filmes de Cronenberg.

Y es que si bien se agradece su ácida crítica, quitando sus chiste macabros y sus guiños a casos reales no lo es tanto, se queda a medias de todo lo que nos podría haber contando, además de tener un final que si bien es coherente resulta demasiado precipitado. ¿Recorte de metraje o voluntad de impactar por parte de Cronenberg?

Mi puntuación: 6

Curiosidades:

  • La tormentosa historia de Carrie Fisher y su madre Debbie Reynolds inspiró en los 90 a la actriz que fue Leia Organa la novela ‘Postales desde el filo’ así como una posterior adaptación cinematográfica de Mike Nichols donde madre e hija era encarnadas por Shirley MacClaine y Meryl Streep respectivamente.
  • Lo de John Cusack no tiene nombre. Siguiendo la estela de otros artistas como Nicole Kidman ha decidido abusar de quirófano y en ‘Maps to stars’ muestra un aspecto más cercano al de un muñeco de cera que al de un expresivo actor. ¿Qué necesidad había, señor Cusack?

¿Quieres leer más crónicas de Sitges 2014? Entonces haz clic aquí.

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*