Sitges 2015: Extraordinary Tales

 TAGS:undefined

‘Extraordinary Tales’ es el sueño hecho realidad de Raúl García, mítico animador de los clásicos de Disney y fanático de la literatura de Edgar Allan Poe desde su infancia. 9 años ha tardado este maestro de la animación en traernos su visión de cinco de los cuentos más famosos de Poe. 5 historias con 5 estilos de animación muy marcados, ¿consigue lo que se propone? Veamos.

El Cuervo y la Muerte

‘Extraordinary Tales’ empieza con la converación de un cuervo y diferentes estatuas de un cementerio. Se trata de una forma poética de introducir los cuentos de Poe: el cuervo es el artista y las estatuas la Muerte, que reclama a Poe. Aunque no exenta de tópicos, esta parte tiene una animación cuidada que introduce muy bien el resto de historias.

Respecto a las historias, se trata de adaptaciones de cuentos de sobre reconocibles. Son adaptacioenes extremadamente fieles, pues cogen del original literario el uso continuo de un narrador. Este es el punto fuerte de la historia, que cuenta con las voces de grandes clásicos del terror como Christopher Lee (en uno de sus últimos trabajos) o Bela Lugosi (su voz se ha tomado de una vieja narración). La música, obra de Sergio de la Puente también juega un papel fundamental.

 TAGS:undefined

Nada que objetar, pues, a la cuidada banda sonora del filme, no así a los estilos de animación elegidos. ‘El corazón delator’cuenta con un estilo Sim City que le funciona muy bien al relato, ‘La máscara de la muerte roja’ inquieta por su estilo pictórico y ‘El extraño caso del señor Valdemar’ con una estética cómic pulp de los 50  que le da muchísima enjundia. Sin embargo, las otras dos historias usan estilos de animación 3D poco personales, especialmente ‘El pozo y el péndulo’, con una animación que parece sacada de un videojuego de bajo prespuesto.

Un homenaje muy personal

Se nota en ‘Extraordinary Tales’ un profundo repeto y cariño a la obra de Poe, y no se puede negar el espléndido trabajo de adaptación de García. La obra brilla por su parte sonora y por los continuos metahomenajes a anteriores versiones de las obras de Poe (un personaje es clavadito a Vicent Price, protagonista de numerosos largometrajes sobre obras de Poe), pero pincha un poco en algunos estilos de animación elegidos. Sin duda en esta parte habrá tenido que ver la imposición de los productores, que en 2015 no se arriesgan con un filme de animación de 2D clásico (mundo del que viene Raúl García).

 TAGS:undefined

Lo mejor

Las míticas voces de los narradores

La inmersiva BSO

La selección de historias

Los metahomenajes a otras adaptaciones de Poe

Lo peor

Algunos estilos de animación elegidos

La conversación de la Muerte y Poe cae en muchos tópicos

Lee más crónicas de las películas que hemos visto en Sitges 2015 aquí.

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*