Sitges 2016: ‘Hardcore Henry’. Opinión

El cine ha sido, desde siempre, motivo de inspiración para los videojuegos. Este modo de entretenimiento digital (me atrevería a decir “arte”) ha copiado técnicas y narrativas del cine, sólo hace falta ver los excelente guiones de juegos como la saga ‘Grand Theft Auto’, a menudo superiores a muchas películas de género negro. ¿Pero qué pasaría si una película adoptase todos los códigos clásicos de un juego y los aplicase? La respuesta es ‘Hardcore Henry’.

Tú eres el héroe

Si leemos una reseña normal de ‘Hardcore Henry’ no nos llamaría especialmente la atención: un soldado al borde de la muerte reconvertido en cyborg se enfrente a unos villanos rusos con peligrosas intenciones en una trama cargada de sangre, explosiones y topicazos del cine actioner. La cosa cambia si sabemos cómo se ha rodado esta película: el debutante Ilya Naishuller ha usado el recurso de la cámara subjetiva durante todo el relato. El resultado son 90 minutos de acción desenfrenada desde el punto de vista del personaje protagonista, Henry, sin que este medie ni una sola palabra con el resto de personajes. Esto es justo lo que nos encontramos en la gran mayoría de first person shooters (abreviados como FPS), juegos en los que vemos lo mismo que el personaje (y en los que a menudo no sabremos qué aspecto tiene, pues en realidad somos nosotros).

hardcore-henry-3

Un estilo tan radical puede chocar al público no familiarizado con los FPS, pero no sorprenderá a aquellos que hayan jugado alguna vez en su vida a un juego así, ya sea a los clásicos ‘Wolfenstein’ o ‘Doom’, a una entrega de ‘Call of Duty’ o juegos que sin ser de acción pura usan el recurso de la primera persona, como las complejas sagas ‘The Elder Scrolls’ o ‘Bioshock’.

Ilya Naishuller conoce muy bien los códigos del FPS y los aplica de forma magistral a la parte técnica de ‘Hardocre Henry: si bien la película cuenta con efectos digitales es obvio que muchas partes debieron rodarse a base de continuos ensayos y un enorme trabajo del operador de cámara, sobre todo en determinados planos secuencia.

Esta maestría técnica no se encuentra en un guión bastante plano pero, ¿acaso no son planos los guiones de los juegos en los que se inspira? Sobre todo esos decanos del género, como los mencionados ‘Wolfenstein’ o ‘Doom’, que nos atrapaban por su impacto visual, sus villanos casi imbatibles y por la sensación de que somos los amos del mundo por poder reventar unas cuantas cabezas de nazis o seres demoníacos.

hardcore-henry-2

¿Sólo la entenderán los gamers?

Además, lo que para un espectador normal podrían significar incoherencias de guión (o directamente despropósitos), para el espectador gamer son guiños a su afición. El primer ejemplo es el hecho de que el protagonista no tenga voz: esto no es así para que el director se ahorre un actor o para no imprimir de personalidad al personaje de Henry, sino para hacer que cada uno de nosotros seamos Henry al no atribuirle una voz o físico en particular. Este recurso es muy propio en juegos de todo tipo, no sólo en los de acción en primera persona.

Otro caso es el del personaje de Sharlto Copley: aparece continuamente con diferentes atuendos pero el mismo nombre (Charly), para estar muriendo continuamente y reapareciendo otra vez. Aunque la trama da una explicación razonable a este hecho, hasta conocerla podemos pensar que el director de ‘Hardcore Henry’ se está riendo del hecho de que en determinados juegos se repitan los diseños de personajes, algo especialmente habitual en títulos con muchos personajes no jugables en pantalla.

Sharlto Copley stars in HARDCORE HENRY Courtesy of STX Entertainment

Además de estos guiños a la idiosincrasia de los juegos en sí misma, el guión de ‘Hardcore Henry’ es un homenaje a una gran cantidad de juegos no FPS pero que han marcado un antes y un después. Henry tiene habilidades similares a ‘Hitman‘ o a los protagonistas de ‘Assassin’s Creed‘ y si bien el villano (Danila Kozlovsky) estéticamente parece un hermano perdido de Kurt Cobain cuenta con poderes psíquicos que hemos visto mil veces en jefes finales de grandes juegos.

‘Hardcore Henry’ no será la mejor película de acción de la década, en eso estaremos todos de acuerdo, pero no se le puede negar que es honesta y da lo que promete: 90 minutos de acción non-stop con un toque de humor y, sobre todo una gran autoconsciencia de lo que es. Realmente bien ejecutada, es un festín para todos esos  gamers que no se sienten nada identificados con todas estas adaptaciones de videojuegos al cine que ni son buenas películas ni son capaces de transmitir la esencia del juego en la que se basan. ¡’Hardcore Herny’ lo logra de calle! ¿Será capaz de convertirse, con los años, en película de culto?

hardcore-henry-5

Lo mejor

  • Técnicamente muy bien ejecutada
  • Maneja muy bien los códigos y tópicos de los videojuegos
  • El cameo de un actor muy popular (pista: es un chico Tarantino)

Lo peor

  • Decepcionará a quien busque un guión con sorpresas y giros
  • Aún se le podría haber sacado más jugo al personaje de Sharlto Copley
  • ¿Es una película hecha solo por y para gamers?

Puedes leer nuestras críticas del festival de Sitges 2016 haciendo clic aquí.

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*