Sitges 2017: ‘Before We Vanish’

En el celuloide hay muchas formas de contar una invasión alienígena. Se puede optar por el terror, como en ‘La invasión de los ultracuerpos’, por la comedia pasada de vueltas, como en ‘Mars Attacks’ o por el drama intimista, como en el caso de ‘Before we Vanish’, última obra de Kiyoshi Kurosawa, reconocido autor que en su filmografía mezcla sin complejos cine de autor con obras cumbre del género fantástico, como la mítica ‘Kairo (Pulse)’.

Kurosawa nos deja claro desde un inicio que lo que vamos a ver es una historia de ciencia ficción con invasión alienígena y, para ello, no necesita mostrarnos naves espaciales, extrañas criaturas o cualquier otro tópico del género. Son los propios personajes invadidos los que cuentan a sus personas más cercanas que han sido víctimas de los aliens. En el centro de la trama tenemos a Shinji, un treinteañero poseído por los extraterretres y que no tardará en contar a su mujer lo que le sucede. Así se sugiere el concepto de “guía”, la persona que acompaña al alienígena en la búsqueda de sus compañeros, razón por la cual no debe atacarla ni manipularla.

before_we_vanish_2_h_2017

El otro “guía” de la trama es un periodista que se cruzará con dos jóvenes también convertidos en extraterrestres. Si bien Shinji actúa con bondad, estos dos jóvenes no dudaran en usar la violencia para sus propósitos, algo que al periodista no le hace huir, ¿será que quiere ser como ellos?

En este punto ‘Before We Vanish’ nos promete una mezcla de drama (sobre todo el de la relación de Shinji y su esposa Narumi) con comedia negra (con estos dos adolescentes tan psicópatas), pero todo se queda en promesa: en el drama, la película nos ofrece algún momento de interés gracias a la relación de Shinji y Narumi, sobre todo en el tramo final, pero en la comedia no va tan lejos como podría: hay situaciones que podrían resultar más cómicas y que no llegan a ello, como si Kurosawa temiese que al meter más humor en su película se diluyese el mensaje que al final nos quiere transmitir. Temas como el concepto de matrimonio, el trabajo o la familia podrían haber dado para escenas realmente hilarantes, pero se quedan en meros esbozos.

Esto convierte a ‘Before We Vanish’ es una película de buen planteamiento pero de ejecución regular, que quitando un par de secuencias acertadas no llega a conectar con el espectador.

image-w1280

Lo mejor

  • Los originales “poderes” de los extraterrestres
  • La evolución de la relación del matrimonio protagonista

Lo peor

  • Que no se atreva a ser más cómica
  • Cierta frialdas general que impide conectar más al espectador

Lee más crónicas del Festival de Sitges 2017 haciendo clic aquí.

 

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*