Sitges 2018: ‘The House that Jack Built’

El cine lleva décadas intentando desentrañar qué es lo que hay en la mente de un asesino en serie, queriendo dar explicación al porqué de sus atroces crímenes. Ahora ha sido Lars Von Trier el que con su filme de 2018, ‘The House that Jack Built’, ha dado su versión del asunto. Curiosamente, viniendo del realizador danés, esperábamos una obra más pretenciosa y críptica y no ha sido así: si bien el último Von Trier deja patente su particular firma estamos ante una de sus películas más digeribles y entretenidas.

El asesinato como arte

‘The House that Jack Built’ parte de esta premisa: a través de 5 episodios (o “incidentes”, como la película les llama) el propio Jack (magnífico Matt Dillon) va contando a un interlocutor llamado Verge (Bruno Gantz) sus proezas en el mundo del asesinato: la elección de la(s) victima(s), la consecución del crimen, los efectos colaterales y, por supuesto, la utilidad que Jack dará a los cuerpos de sus víctimas.

Von Trier da un móvil muy claro a su personaje: si bien Jack disfruta del acto violento de matar (queda patente en varios de los incidentes) su fin pasa por crear arte… arte consecuencia de la muerte y la destrucción.

Esta premisa le resulta perfecta al director para darle al filme la pátina de intelectualidad que sus fans (y detractores) esperan: pequeños tratados sobre historia del arte y la arquitectura, esta última auténtica pasión de Jack, un ingeniero con el sueño de construir su propia casa.

A pesar de estas clases exprés de arte (es literal: inserta imágenes y vídeos propios de una clase de la universidad), ‘The House of Jack Built’ no se diferencia mucho de otros clásicos del género “psycho-thriller” como la fundacional ‘Henry, retrato de un asesino’: la película tiene una narración episódica sencilla y que no escatima en escenas detalladas sobre cada asesinato, secuencias algo duras para un espectador medio con un estómago delicado pero nada sorprendentes para el público avezado a todo tipo de cine de terror.

La casa de Jack… ¿o de Lars?

Si bien en ningún momento empatizamos con Jack ni queremos que mueran sus víctimas, Lars Von Trier imprime a la película un tono muy burlón que nos ayuda a superar cada uno de los incidentes. La película cuenta con un humor negrísimo, tanto en algunas conversaciones como en las acciones de Jack (su extremo TOC, las decisiones chapuceras en algunos de sus crímenes, el uso que hace de los cadáveres…).

Además, Lars Von Trier se esfuerza en hacernos comprender que él es Jack: cada acto criminal que comete es para él una obra de arte. ¿Está comparando Lars el crimen con sus películas? ¿Está acaso diciendo que no dejan de ser un suplicio para su espectador?

Incluso en un momento dado del filme, para apoyar una de las reflexiones filosóficos-artísticas de Jack, utiliza insertos de sus propias películas, como ‘Anticristo’ o ‘Melancolía… ¿quién si no él para usar este recurso?

Por si fuera poco, la película cuenta con reflexiones sobre el papel de la mujer y con insertos sobre Hitler: Lars Von Trier se baja del pedestal y se ríe explícitamente de sí mismo, recordándonos las veces que lo han tachado de misógino o ese bochornoso episodio en Cannes donde dijo ser nazi.

El Von Trier más entretenido

Dejando de lado un epílogo que rompe con lo visto anteriormente, ‘The House that Jack Built’ es una película de lo más entretenida. A pesar de su larga duración (150 minutos) pasa como un suspiro, gracias a una narración no-lineal pero comprensible, un icónico personaje y situaciones hilarante que no veíamos desde hace muchos años en el cine de Lars Von Trier.

Dado su tono más desenfadado es posible que ‘The House that Jack Built’ decepcione a algunos fans acérrimos del danés que buscaban más profundidad (aunque tenerla, la tiene). Ahora bien, también es muy probable que esta película capte a nuevos adeptos a su filmografía, esos que siempre han tachado a Lars Von Trier de muy pretencioso e intenso. Si bien la película está lejos de ser el clásico producto comercial es un filme que fluye… igual que lo hace la sangre bajo la lluvia…

Lee más reseñas de Sitges 2018 haciendo clic aquí.

Comentarios de Facebook
Facebooktwittergoogle_plusmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*